Daniela Cerdas E..   3 diciembre, 2020
La Caja dijo que la atmósfera de colores, olores y sabores de la época navideña enfatizan la ausencia de las personas que fallecieron. Foto Archivo

“Mi papá falleció hace tres meses y me ha dolido mucho. Lloro con frecuencia y en ocasiones tengo sentimiento de desesperanza”.

“Perdí a mi padre en setiembre a causa de la covid y ha sido muy difícil de asimilar, un inmenso dolor. Estoy pasando el duelo con ansiedad y depresión”.

Estas son las frases de algunas de las personas inscritas en la charla virtual de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Mi primera Navidad sin ti, que forma parte del programa Vive Bien de la institución.

Si alguna persona se siente identificada con estos sentimientos, puede inscribirse en la terapia dirigida a personas con duelo activo, es decir, para quienes han perdido un ser querido en los últimos meses.

Son cuatro sesiones que se realizarán de 9 a. m. al mediodía, dos veces por semana: el martes 8, el jueves 10, el martes 15 y el jueves 17 de diciembre 2020.

“El duelo es natural y debe ser asumido como parte de experiencias de vida, por eso la Caja, con su brazo cálido, ha preparado un curso virtual para el manejo de estas emociones en Navidad, especialmente para las personas que han perdido familiares durante la pandemia”, señaló Kleiber Rojas Valera, jefe de Servicios y Beneficios Sociales.

Según la Caja, el acompañamiento es pertinente para quien puede reconocer que sus días marchan con angustia o dolor, pero también puede ser oportuno a personas que noten falta de la energía habitual, cierto desánimo, falta de voluntad, o un disfrute bajo de las actividades en comparación con el experimentado en otros años.

“Prestar atención a esos estados de ánimo es importante porque la pérdida de seres queridos durante el año supone un estado de respuestas, emociones y sentimientos particularmente difíciles de sobrellevar en Navidad, pues la época está asociada a la comunión familiar y evoca recuerdos que ahondan el sentido de tristeza y soledad”, indicó la institución.

La atmósfera de colores, olores y sabores de la época navideña enfatiza la ausencia, intensificando aún más los sentimientos de pérdida, agrega la Caja, por lo tanto, es necesario hacer una evaluación de las emociones y las ideas recurrentes en estos días para reenfocar el duelo desde una perspectiva distinta.

La literatura médica advierte de que la época puede ser más difícil para algunas personas en duelo, por lo que un grupo de expertas coordinarán la conversación con el objetivo de evaluar las experiencias a enfrentar en la dinámica navideña y tratar de reenfocar la situación, siendo gentil consigo mismo y permitiéndose vivir el dolor de la ausencia.

La instructora Ana Isabel Ramírez Quesada afirma que vivir la Navidad desde el duelo nunca será lo misma sensación de gozo; sin embargo, la mayoría de las personas pueden volver a encontrar un significado en las tradiciones.

Para inscribirse en en la terapia puede seguir el siguiente enlace: https://cutt.ly/ZhxdKfz

La matrícula finaliza este viernes a las 4 p. m.