Ángela Ávalos. 6 octubre
Lucía Sánchez, de 83 años, vecina de El Porvenir de Desamparados, fue internada en el Hospital San Juan de Dios desde el 21 de setiembre. Todavía permanecía ahí el 2 de octubre, doce días después de que ingresó para ser valorada por una posible inflamación del páncreas. Con ella, su hermana menor, Inés, de 82 años. Foto: Alonso Tenorio
Lucía Sánchez, de 83 años, vecina de El Porvenir de Desamparados, fue internada en el Hospital San Juan de Dios desde el 21 de setiembre. Todavía permanecía ahí el 2 de octubre, doce días después de que ingresó para ser valorada por una posible inflamación del páncreas. Con ella, su hermana menor, Inés, de 82 años. Foto: Alonso Tenorio

El salón donde Lucía Sánchez, de 83 años, lleva casi dos semanas internada en el Hospital San Juan de Dios, tiene trece camas. Diez de ellas son ocupadas por mujeres de edades cercanas, incluso mayores, a la de esta vecina de El Porvenir de Desamparados, en San José.

Salón tras salón, en el vetusto hospital josefino la fotografía es la misma.

En Emergencias, la situación se torna más crítica por el hacinamiento: hay camillas en los pasillos, casi todas con un adulto mayor muy enfermo en espera de alguna cama de hospitalización.

Pasémonos brevemente de hospital. Vayamos al Monseñor Sanabria de Puntarenas y recorramos el servicio de Emergencias.

La mañana del lunes 30 de setiembre, casi todas las 44 camas disponibles tenían una persona de 65 años o más.

En diferentes discursos, el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya Hayes, ha reconocido que la presión que el envejecimiento mete en los servicios de salud es enorme. De hecho, hoy el 50% o más de las 5.525 camas en todos los 29 hospitales de la Caja, está con un adulto mayor.

Hospitales

Citas, internamientos y emergencias

FUENTE: hospitales.    || w. s. / LA NACIÓN.

El incremento se empezó a acelerar hace unos 15 años, cuando ya la ocupación de camas representaba un significativo 30%, dijo Vilma García Camacho, coordinadora del Programa de Atención a la Persona Adulta Mayor, de la Caja.

Los adultos mayores duplican la estancia hospitalaria por la complejidad de sus padecimientos, llegando a requerir internamiento hasta por dos semanas. El costo de la ocupación de una cama, en promedio, ronda los $1.000, según el hospital.

(Video) Hospitales llenos de adultos mayores

“Es un logro enorme que la población de un país como el nuestro llegue a vivir 80 años o más. Ahora, el desafío es que esos adultos mayores alcancen esa etapa de la vida lo más saludables posibles”, comentó Francisco Pérez Gutiérrez, director del Hospital San Rafael de Alajuela.

En ese centro, en el 2018, casi un 40% de las atenciones en el área de Medicina se dieron a personas de 65 años o más, y del total de operaciones realizadas más de un 30% se le efectuó a algún adulto mayor.

Logro y desafío
Durante el 2018, las personas de 65 años y más representaron casi un 30% de todos los internamientos (5.845 egresos) en el Hospital San Juan de Dios. De ellos, un 48,7% estuvo ahí para operarse. Foto: Alonso Tenorio
Durante el 2018, las personas de 65 años y más representaron casi un 30% de todos los internamientos (5.845 egresos) en el Hospital San Juan de Dios. De ellos, un 48,7% estuvo ahí para operarse. Foto: Alonso Tenorio

Hospital por hospital, la situación del San Juan de Dios se repite con una intensidad similar.

“El incremento es más que evidente. Solo un dato: del total de pacientes que egresaron del hospital en agosto (2.488), un 26,2% eran personas adultas mayores; la mayoría, mujeres”, dijo Taciano Lemos Pires, director médico del Hospital Calderón Guardia.

Más viejos

Población más longeva

La cantidad de personas de 80 años y más será la de mayor crecimiento en las próximas décadas:

FUENTE: INEC.    || w. s. / LA NACIÓN.

El gerente médico de la Caja, Mario Ruiz Cubillo, tiene entre sus prioridades el abordaje del envejecimiento.

“Ya no tenemos tiempo; hay que hacerlo”, advirtió Ruiz, quien además dice que si no se toman medidas ya, en diez años ningún hospital aguantará la presión del envejecimiento de la población en sus servicios.

La estrategia pretende promover un envejecimiento saludable de tal forma que se logre desahogar a los hospitales con acción familiar y comunitaria. a nueva estrategia que dará a conocer la CCSS el 11 de octubre. En ella, se involucrarán gobiernos locales.

La prevención desde las generaciones más jóvenes es clave. Son los que tienen que llegar más sanos a la vejez, dijo Ruiz.

De acuerdo con las proyecciones demográficas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), actualmente hay casi medio millón de personas de 65 años y más. Si se suman los de 60 y más, esa población roza casi los 700.000 este año.

Esas cifras casi se triplicarán para el 2050, con crecimientos especialmente importantes entre los más grandes del grupo: los de 80 y más.

Los mayores de 65 años, en general, permanecen hospitalizados más días que personas de otras edades. Vienen afectados por muchas enfermedades al mismo tiempo, lo cual hace más complejo su abordaje médico. Foto: Alonso Tenorio
Los mayores de 65 años, en general, permanecen hospitalizados más días que personas de otras edades. Vienen afectados por muchas enfermedades al mismo tiempo, lo cual hace más complejo su abordaje médico. Foto: Alonso Tenorio

Un análisis de la Caja, realizado en el 2016 sobre la población adulta mayor y los servicios de salud, reveló que para ese año la población mayor de 65 años rondaba un 7,4% del total; la proyección es que suba a un 13% en el 2030 y 21% para el 2050.

Ese estudio calculaba que en el 2020 se atenderían alrededor de 70.000 egresos hospitalarios en adultos mayores. Tres décadas después, la cifra se triplicaría.

FUENTE: Población adulta mayor y servicios de salud en Costa Rica, 2016, CCSS.    || W. S. / LA NACIÓN.

Las citas con especialistas, según el mismo análisis, van por una vía similar: el próximo año, las consultas sobrepasarían los dos millones, y para el 2050 llegaría a casi seis millones.

Lo mismo sucedería en urgencias, que se triplicarán en el mismo periodo pasando de 740.000 a más de dos millones.

“Este es un tema país que tenemos que enfrentar ya. En las próximas décadas, los números se multiplicarán varias veces. Por eso, ya no tenemos tiempo para posponer”, advirtió el gerente médico de la Caja.