Ángela Ávalos. 21 febrero
El Hospital del Trauma permanece lleno. En uno de los salones, Marisol Gómez, de Turrúcares de Alajuela, se recupera de una caída en bicicleta cuando iba para el trabajo. El 17 de febrero, fue operada. MAYELA LÓPEZ
El Hospital del Trauma permanece lleno. En uno de los salones, Marisol Gómez, de Turrúcares de Alajuela, se recupera de una caída en bicicleta cuando iba para el trabajo. El 17 de febrero, fue operada. MAYELA LÓPEZ

El aumento en el número de víctimas de accidentes, sobre todo de percances viales, obligará al Hospital del Trauma, en La Uruca, a abrir su servicio de emergencias las 24 horas a partir del próximo año.

Ese hospital, administrado por el Instituto Nacional de Seguros (INS), inauguró sus instalaciones en diciembre del 2013 con un área de emergencias que operaba con horario de oficina.

Actualmente, la presión por el crecimiento en el número de víctimas los ha llevado a extender el horario hasta las 10 p. m., incluso fines de semana.

Víctor Pérez Ayala, gerente de la Red de Servicios de Salud del INS, explicó que la intención es llegar a trabajar 24 horas en algún momento del próximo año, para lo cual están buscando el personal médico que requieren para garantizar la operación de los servicios.

"Estamos buscando principalmente médicos especialistas. Por ahora, un 38% de los pacientes que entran ahora a emergencias vienen directo del accidente, tomando en cuenta el área de referencia de nosotros que es la misma del hospital México", explicó el médico.

"Cuando tengamos bien reforzados los centros médicos referenciales, abrimos eso para que la persona que chocó con la moto y se dio un golpecito no venga al hospital del trauma, que debe quedar para los grandes accidentes”. Víctor Pérez.

Según datos del INS, en el 2015 atendieron 12.028 accidentes con 50.566 lesionados; las cifras subieron a 16.317 accidentes y 62.376 víctimas en el 2016. Entre un año y otro, los accidentes se incrementaron en un 35% mientras que el número de víctimas se elevó un 23%.

Desde su inauguración, este hospital ha tenido un aumento paulatino en su ritmo de operación.

Datos facilitados por Pérez, muestran que el índice de ocupación en las 220 camas que dispone el centro médico casi llegó a alcanzar el 100%, el año pasado; esa es una de las razones por las cuales las autoridades del INS dieron su aval para pensar en un nuevo proyecto: la construcción de una segunda torre hospitalaria.


"Están los ocho quirófanos funcionando. Los cuatro pisos de encamados llenos. El hospital está a plena capacidad", confirmó el presidente ejecutivo del INS, Elián Villegas.

En promedio, la estancia de los pacientes ronda los cuatro días. Esto es lo que se llama índice de rotación de las camas.

Hospital del Trauma a plena capacidad
Hospital del Trauma a plena capacidad
Reacomodo de albergue

Para poder habilitar la atención de emergencias durante 24 horas, el INS planea reacondicionar su antiguo albergue para colocar ahí 79 camas para alojar a los pacientes menos complejos, que hoy ocupan un 15% de los servicios del hospital.

Villegas confirmó que este cambio en el albergue se dará en el transcurso del segundo semestre de este año.

"En esto estamos trabajando: aumentando las plazas en esos sitios para que podamos desocupar el albergue y transformarlo en una sala hospitalaria", aseguró el jerarca del INS.

Además de disponer de esas camas de hospitalización y de una sala de aislamiento, el Instituto está en proceso de fortalecer, con infraestructura, equipo y recurso humano, los 22 centros médicos referenciales que conforman su red de servicios de salud.

En total, hay 24 proyectos, incluyendo la lavandería, en diferentes fases de avance, informó Luis Fernando Campos Montes, subgerente del INS.

El objetivo es facilitar a los pacientes el tratamiento en sus zonas de origen. Esto no solo da calidad de vida a estos asegurados, sino que reduce costos para sus patronos por el pago, por ejemplo de incapacidades, explicó Campos.

"Casi terminando el albergue, vamos a poder asumir la extensión del horario de atención de las emergencias. Podríamos decir que para el 2019 estaríamos abiertos 24 horas pero con esa lógica de reforzar servicios para no hacer un cuello de botella. Esto es por procesos", agregó Pérez.

El albergue del INS contará con 79 camas para pacientes del Hospital del Trauma menos complicados. Esto desahogará el otro centro de salud, que se dedicará a tratar enfermos más complejos. La transformación se hará en el transcurso de este año. Este es uno de los salones del albergue, que da alojamiento a quienes vienen por terapias desde zonas alejadas. MAYELA LÓPEZ
El albergue del INS contará con 79 camas para pacientes del Hospital del Trauma menos complicados. Esto desahogará el otro centro de salud, que se dedicará a tratar enfermos más complejos. La transformación se hará en el transcurso de este año. Este es uno de los salones del albergue, que da alojamiento a quienes vienen por terapias desde zonas alejadas. MAYELA LÓPEZ

De acuerdo con el gerente, un 80% de las personas que llega a ese hospital no necesitan hospitalizarse.

"El 20% está saturando el 80% de los grandes servicios porque la periferia no está resolviendo. Cuando tengamos bien reforzados los centros médicos referenciales, abrimos eso para que la persona que chocó con la moto y se dio un golpecito no venga al Hospital del Trauma, que debe quedar para los grandes accidentes", dijo Pérez.

Greivin Carballo Montero, de Barva de Heredia, sufrió un accidente en motocicleta y esperaba operación de clavícula derecha y pelvis izquierda en el Hospital del Trauma. MAYELA LÓPEZ
Greivin Carballo Montero, de Barva de Heredia, sufrió un accidente en motocicleta y esperaba operación de clavícula derecha y pelvis izquierda en el Hospital del Trauma. MAYELA LÓPEZ

El INS, además, recibió ofertas de cinco empresas interesadas en elaborar el anteproyecto para construir la segunda torre cerca del centro médico.

Ese anteproyecto, con un costo de $3 millones, debería estar listo para adjudicar en cinco meses.

La construcción de la segunda torre está prevista para iniciar en el segundo semestre del 2019, con la idea de levantar un complejo hospitalario integrado en La Uruca.