Irene Rodríguez. 25 noviembre, 2020
El gerente médico dijo sería muy
El gerente médico dijo sería muy "peligroso" que los ciudadanos realicen las cenas y reuniones familiare acostumbradas para esta época. Foto: Mario Ruiz para LN

“La pandemia está aquí, estamos enfrentando picos muy altos, pero todavía estamos a tiempo de salvar la Navidad”.

Así “como en la película”, Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) aseguró la mañana de este miércoles que los costarricenses todavía podemos tomar acciones para evitar infecciones y complicaciones por covid-19.

Para el jerarca también es preocupante que en diciembre y fin de año las personas se reúnan más sin cumplir los protocolos y que esto pueda aumentar la cantidad de contagios y personas con complicaciones.

“Vienen las fechas de Navidad, Año Nuevo, vacaciones. Todos queremos estar con nuestros familiares, abrazarlos, y eso es muy peligroso. Esto podría hacer que aumenten en enero no solo los casos, también las hospitalizaciones y las personas que requieran cuidados crítico”, recalcó Ruiz.

“Todavía estamos a tiempo de salvar la Navidad, pero tenemos que salvarla entre todos. Debemos ser muy estrictos. El personal de salud está haciendo su trabajo, nos toca a todos. Ser muy rigurosos si vamos a visitar a nuestros abuelos: usar mascarilla, usar careta, mantener la distancia. Es evitar que esta Navidad se vuelva una pesadilla. Y podemos lograrlo entre todos”, recordó.

Mayores complicaciones

“Estamos pasando por un momento crítico como país. Las unidades de cuidados intensivos sobrepasan los 210 o 220 pacientes que antes no se veían. También hay más pacientes críticos en UCI que en otros momentos de la pandemia”, manifestó el jerarca durante conferencia de prensa.

“Se están enfermando los pacientes con más factores de riesgo. Se ve en el área metropolitana y en todas las regiones del país. Se están enfermando los pacientes con más factores de riesgo. Algunos tienen hasta cinco o más y se están complicando muy feo y están llegando directamente a ser internados en la Unidad de Cuidados Intensivos Críticos, que es donde están los más graves”, agregó.

Ruiz indicó que el perfil que se ve mayoritariamente en hospitales es de personas con hipertensión, diabetes, obesidad grado 3 (o mórbida), antecedentes de cáncer, fumadores, personas con su sistema inmunitario o con problemas en sus niveles de colesterol y triglicéridos.

Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la CCSS, señaló que la pandemia continúa y que los costarricenses deben redoblar esfuerzos.

“Hay una tendencia a aumento en UCI, y hay más pacientes que son de los más críticos y que requieren más servicios y consumen una gran cantidad de recurso humano.

“La vacuna vendrá, nadie quiere ser el último en morir antes de que llegue la vacuna. Cuidémonos. Extremar las medidas es un sacrificio, si lo queremos ver así, de corto plazo, porque pronto vendrá la vacuna”, aseveró Macaya.

Capacidad de respuesta

Ruiz fue enfático: ya se llegó al máximo de aumento de capacidad instalada en los servicios hospitalarios.

“Pasamos de tener 24 camas de cuidados intensivos a 359, que se dividen entre pacientes críticos y severos. A tener 859 camas en salón que se dividen entre leves y moderados (pacientes)”, recordó el gerente médico.

“Es muy importante recalcar que esa es nuestra capacidad máxima como institución”, subrayó Ruiz.

“Hemos comprado, máquinas de alto flujo, respiradores, oxímetros, máquinas para terapia renal, pero los pacientes cuando se complican requieren un tratamiento multidisciplinario y esto se los dan las personas: enfermeras de cuidados intensivos, técnicos de laboratorio que sepan cómo tomar las muestras, personal de aseo que debe ser capacitado. Intensivistas, que falleció de hecho uno, ahora tenemos uno menos que cuando comenzó la pandemia. Internistas, neumólogos, ya tenemos la capacidad máxima”, agregó.

También se utilizan los llamados hospitales de campaña que se construyeron en las afueras de los centros médicos. Este martes se comenzó a utilizar el del Hospital de Heredia porque cinco médicos generales del servicio de Emergencias dieron positivo por covid-19. Esto los llevó a hacer limpieza profunda y esto llevó a movilizar a los pacientes al hospital de campaña.

El gerente insistió en que lo clave para el manejo de la enfermedad es prevenir el contagio.