Por: Ángela Ávalos 6 marzo, 2015

Los informes sobre las pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), del consultor argentino Eduardo Melinsky, presentan errores técnicos, según la Caja Costarricense de Seguro Social.

Tres oficios de la Dirección Actuarial y Económica, en poder de este diario, fechados entre el 18 y el 19 de diciembre, critican supuestas inconsistencias técnicas.

La Caja y la Superintendencia de Pensiones (Supén) contrataron a Eduardo Melinsky para un estudio actuarial sobre la salud financiera del IVM.

A finales de enero, ambas entidades suspendieron el contrato , aduciendo la incorporación de la Escuela de Actuariado de la Universidad de Costa Rica (UCR) en el análisis.

Entre las observaciones hechas por Guillermo López y Mauricio Pérez, de la Dirección Actuarial, están errores de proyecciones “que hacen que los resultados sean equivocados”.

Por ejemplo, en el apartado que analiza la relación entre pensión y salario promedio, “la proyección del consultor es un comportamiento errático y fuera de toda lógica”, dice el oficio DAE-1081-14 (18 de diciembre).

Édgar Robles, superintendente de Pensiones, dijo que es normal que las versiones preliminares sean sometidas a observaciones.

“La participación de la Escuela de Actuariado de la UCR es para que indique la pertinencia de las estimaciones realizadas por el actuario”, aclaró.