Juan Fernando Lara. 16 agosto
Durante la semana de la huelga, uchos pacientes acudieron a las citas por recomendación de la propia CCSS. Foto de Jorge Castillo
Durante la semana de la huelga, uchos pacientes acudieron a las citas por recomendación de la propia CCSS. Foto de Jorge Castillo

Con jornadas dobles en las salas de operación el Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, intenta encarar el rezago que dejó la huelga de ocho días en todos los centros de salud de la Caja Costarricense de Seguro de Salud (CCSS).

Hasta este momento, se ha reprogramado el 40% de cirugías perdidas entre el 5 y 12 de agosto, las cuales se realizarían en los próximos 15 días.

“Hemos duplicado las jornadas quirúrgicas que se llevarán a cabo este fin de semana y así brindar la atención que los usuarios merecen”, aseguró Daniela Carvajal Asenjo, coordinadora del servicio de Atención Oportuna de los Usuarios.

La funcionaria instó a la población usuaria a mantener sus datos actualizados, ya que será la herramienta que utilizarán las autoridades para informar sobre la reprogramación de cirugías o citas de Consulta Externa.

Dentro del plan remedial, el Laboratorio Clínico del hospital recibirá a todas aquellas personas a quienes durante la huelga no se les pudo tomar muestras de sangre sin afectar la atención general diaria.

Como reconoció el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, para hacerle frente al rezago deberán pagar horas extra.

Otras acciones

Al igual que el hospital puntarenense, otros centros de salud empezaron a buscar vías para reprogramar cirugías, citas y procedimientos perdidos.

Ese trabajo comenzó desde el martes, un día después de que concluyera la protesta en defensa de anualidades e incentivos salariales, al que se unió entre un 15% y un 20% del personal.

Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS, informó de que la otra semana emitirán lineamientos generales para la reposición de las citas, cirugías y procedimientos.

Catalina Saint-Hilaire Acuña, directora general del Centro Nacional del Control del Dolor y Cuidados Paliativos, explicó que durante la huelga a los pacientes se les había programado las citas, por lo que, a nivel de consulta, los pacientes no se vieron afectados.

En el caso de los procedimientos suspendidos, esta semana el personal del centro empezó a llamar a los pacientes para su respectiva atención.

Por su parte, Marvin Palma Lostalo, director general del Hospital Enrique Baltodano Briceño en Liberia (Guanacaste), explicó que allí se redoblarán esfuerzos para reponer las citas perdidas. Incluso, la pretensión es atender la otra semana a aquellos pacientes catalogados como prioritarios.

Esto incluiría ampliar jornadas durante los fines de semana y, en la consulta del primer nivel de atención , se están programando pacientes, especialmente crónicos, de 2 p.m. a 10 p.m. para ofrecerle consulta.

En el Hospital San Juan de Dios, el laboratorio fue el servicio más afectado, por lo que se duplicó la cantidad de puestos de atención a usuarios, que pasaron de 12 a 24. En el caso de la consulta, cada servicio está analizando la metodología que va a implementar para reprogramar la cita a los pacientes.

Para la reprogramación de las cirugías se seguirá también con la misma lógica de valoración de pacientes para determinar su prioridad.

En el caso de los enfermos, cuya cirugía es electiva, se mantendrá el orden en que estaban antes de ser suspendidos; estos procedimientos se empezarán a programar tanto en tiempo ordinario como extraordinarios en jornada vespertina, después de las 4 p.m.

Para los asegurados que acuden al Hospital Calderón Guardia, será la semana entrante cuando se determine la estrategia para encarar el rezago.

Edgar Carillo Rojas, director del Hospital San Carlos, explicío que se cuantificaron las citas y cirugías suspendidas, se identificaron a los pacientes y serán valorados en atención vespertina y los fines de semana.

En el caso de las mamografías, se reprogramaron y se están terminado de realizar los estudios que se suspendieron a raíz de la huelga; así como el laboratorio, que este fin de semana terminaría de completar las citas perdidas.

En el Hospital México, implementarán un sistema de triage en el cual los pacientes suspendidos serán catalogados como rojos, amarillos y verdes, según la prioridad por diagnóstico.

El plan busca recalendarizar 2.500 citas perdidas en un mes como tiempo máximo. Los funcionarios llamarán a los pacientes durante este mes, si por alguna razón, pasado este tiempo, hay pacientes que no la han recibido, se podrán comunicar a los números telefónicos: 2242-6618, 2242-6817.