José Andrés Céspedes. 17 septiembre, 2020
El Hospital San Vicente de Paúl tendrá más espacio para atender a las personas contagiadas con el nuevo coronavirus. Foto tomada del Facebook del Hospital San Vicente de Paúl
El Hospital San Vicente de Paúl tendrá más espacio para atender a las personas contagiadas con el nuevo coronavirus. Foto tomada del Facebook del Hospital San Vicente de Paúl

El Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, habilitó un total de 35 camas para pacientes contagiados de covid-19, informó este jueves la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Seis espacios serán utilizados para patologías de gineco-obstetricia, cinco para la atención de pacientes quirúrgicos y 24 para pacientes en condición leve.

Todas las camas se encuentran ubicadas en el tercer piso de hospitalización, según precisó la directora del centro médico, Priscila Balmaceda.

“El Hospital puso en marcha la tercera etapa de reconversión de camas utilizadas para pacientes hospitalizados en los servicios de Medicina, con el objetivo de habilitarlas para casos positivos por covid-19”, explicó la CCSS.

El 5 de noviembre, la institución comunicó que la capacidad hospitalaria nacional para hacer frente a la enfermedad era de 986 camas de cuidados moderados (salón) y 359 en unidades de cuidado intensivo (UCI).

Este jueves, la cifra de hospitalizados por covid-19 llegó a 627, mientras que la ocupación de camas UCI se encuentra a un 68% y la de camas para cuidados moderados, a un 38%.

Una y otra vez, las autoridades de salud han advertido sobre la amenaza de que se saturen los espacios en los hospitales, principalmente las camas equipadas para los pacientes más graves, cuya atención requiere, además, de personal especializado.

Balmaceda afirmó que el nuevo ajuste hecho en el San Vicente de Paúl convierte al Hospital en un centro preparado para atender tanto a pacientes leves como a aquellos que se encuentren en condición crítica.

“El esfuerzo y compromiso del personal ha sido clave para lograr cada una de las metas propuestas. Ellos son el engranaje necesario en esta pandemia que se está viviendo”, agregó.

El servicio de Emergencias del centro médico también reforzó el área de atención de casos positivos y sospechosos de covid-19, con un total de 15 camas en el área de observación.

Esta ampliación se realiza con el fin de mantener a estas personas aisladas del resto de pacientes y evitar una exposición que se traduzca en mayores contagios.

La CCSS destacó que estas mejoras han implicado una redistribución del personal y una disminución física en las áreas de trabajo del centro médico.

También se requirió hacer una reducción de camas en el área quirúrgica, por lo que se priorizarán casos urgentes y oncológicos, según el criterio médico de los especialistas.

"Estrategias como estas van de la mano con las accciones en los diferentes departamentos del Hospital, tanto en la planificación como en la implementación.

“La capacitación del personal es un asunto que se ha tomado con sumo cuidado, para estar haciendo mejoras continuas en los procesos”, subrayó la institución en su comunicado.