Salud

Hospital de Alajuela compra comida afuera por fallos en la cocina

Entre arreglos y costo de alimentos, se invertirán unos ¢2.200 millones

Más de ¢2.200 millones costarán los arreglos de la cocina del Hospital San Rafael de Alajuela, la cual presenta daños desde que el nuevo edificio fue inaugurado, en octubre del 2004.

Solo la compra de comida para los pacientes hospitalizados ascenderá a ¢900 millones, durante los próximos 10 meses que estará paralizada la cocina, mientras se hacen los trabajos.

A los 1.300 empleados del hospital, además, se les pagará un monto mensual de ¢63.000 para que cada uno adquiera sus alimentos, porque el comedor permanecerá cerrado todos esos meses.

En total, serán cerca de ¢820 millones en el pago a funcionarios y se exceptúan aquellos quienes estén incapacitados o de vacaciones este tiempo.

La corrección de las fallas acumuladas durante 12 años ascenderá a los ¢475 millones, inversión que asumirá la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) desde el nivel central, según informó el director del Hospital San Rafael, Francisco Pérez Gutiérrez.

Los trabajos se iniciaron el 19 de setiembre, con el proceso para desmontar los equipos.

Las obras incluyen cambio de pisos, mejoras en el sistema de ventilación, drenajes y sustitución de aparatos para la preparación de alimentos, como marmitas.

Pérez Gutiérrez recordó que la cocina fue una de las áreas que se entregó con serias deficiencias, hace 12 años.

Es hasta ahora que la Caja programó las mejoras.

Lo hará, eso sí, con un atraso de cinco años, pues fue en el 2011 cuando las autoridades institucionales se comprometieron con los empleados en hacer estos trabajos, luego de una huelga que paralizó varios servicios.

Volumen. En total, en Alajuela se alistan 430 platos o dietas diarias entre desayuno, almuerzo y cena, informó Rocío Coto, jefa del Servicio de Nutrición.

Esta alimentación se le compra desde setiembre a la empresa Casa Phillips, informó Pérez.

Para las dietas especiales, aclaró, se acondicionó un sitio en donde personal alistará entre 50 y 100 paquetes para ese fin.

Estos alimentos incluyen fórmulas especiales para recién nacidos y para enfermos adultos hospitalizados.

Unos 20 funcionarios que trabajaban en la cocina fueron asignados a la preparación de las dietas especiales.

Quienes reunían los requisitos fueron distribuidos en diferentes servicios del hospital. Ninguno fue despedido, aclaró Pérez Gutiérrez.

Antecedentes. El actual edificio no ha dejado de padecer las consecuencias de una acelerada inauguración y fallos en el proceso de construcción.

En el nacimiento de este nuevo hospital -uno de los más modernos de la red de servicios- estuvo involucrada la desaparecida Gerencia de Modernización de la Caja de Seguro.

A esa gerencia se le atribuyen los fallidos préstamos español y finlandés, que generaron varios procesos legales, con autoridades de la Caja involucradas; entre ellas, Eliseo Vargas García, expresidente ejecutivo de esa institución.

Este centro de salud se inauguró en la administración de Abel Pacheco (2002-2006).

El entonces mandatario minimizó los problemas que comenzaron a aparecer en la prensa, sin ni siquiera haber sido entregado el inmueble.

“Yo creo que no hay por qué asustarse... a veces en la prensa hacen cada escándalo y le ponen a la gente un sentido pesimista terrible.

” Cuando uno se pasa a una casa acabada de construir siempre hay un escusado que no funciona o un tubo que se taqueó y esas cosas, pero se arreglan”, dijo al cuestionársele, en marzo del 2005, los problemas que ya empezaba a tener este hospital.

En febrero de 2015, explotó la crisis del servicio de Emergencias, donde los pacientes denunciaron esperas de hasta dos semanas en una silla, mientras se encontraba una cama disponible en hospitalización. Nuevas promesas institucionales aún están a la espera de cumplirse.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.