Ángela Ávalos.   1 febrero

“Mi esposa murió el 21 de diciembre. La causa, según el certificado médico, fue una bacteria en su organismo. Esa pudo haber sido la causa, pero no la principal. Lo que quiero es prevenir que le vuelva a pasar a alguien, o si está a punto de correr peligro, lo evite por favor”.

Alexánder Sáenz Muñoz empieza así el relato sobre las causas que llevaron a la muerte de su esposa, Samantha Rojas Mesén, de 42 años, relacionadas, según él, con el consumo de una semilla prohibida en el país por el Ministerio de Salud: la nuez de la India.

Ver más!

Sáenz confirmó vía telefónica ser el autor de un video que circula en redes sociales donde cuenta la historia que llevó a la muerte de Samantha, días antes de Navidad.

“Mi esposa Samantha quiso perder un poco de peso y le recomendaron comer una semilla que se llama nuez de la India. Es una semilla prohibida por el Ministerio de Salud, y aún así se vende en las macrobióticas de todo el país, en el Mercado Central, en las farmacias. Aquí en La Virgen (de Sarapiquí) se consigue. Vale de ¢5.000 a ¢8.000 el sobrecito con 12 semillas.

“(Samantha) la consumió por un año y no hubo efecto los primeros meses. En un año perdió 30 kilos. ¡Eso es demasiado peso! Se sentía y se veía muy bien. Todos le dijimos que se veía muy bien y la motivamos. Me siento un poco culpable porque no sabía lo que estaba haciendo al decirle ¡qué bonita! La estaba impulsando a que tomara más”, menciona Sáenz en el video.

Este producto, efectivamente, no tiene permiso de comercialización en el país, confirmó el Ministerio de Salud ante consulta de este diario.

“La literatura señala varios efectos adversos por el consumo de la nuez de la India; entre ellos, el más conocido es la diarrea, lo cual puede conllevar a una deshidratación severa”, informó la institución en una respuesta enviada a La Nación.

“El Ministerio de Salud no ha registrado ningún producto natural ni alimenticio con nuez de la India, por lo tanto no se podría comercializar. Se le recuerda a la población que todo producto natural debe indicar en su etiqueta el número de registro sanitario”, advierte.

Ministerio de Salud

Los efectos relacionados con el consumo de este producto son pérdida del apetito, náuseas, vómito, dolor abdominal, diarrea, desequilibrio electrolítico y arritmias cardíacas. La semilla proviene de Brasil y su nombre científico es Aleurites moluccanus.

Quienes la promocionan le atribuyen supuestas propiedades terapéuticas para reducir rápidamente el peso, controlar el estreñimiento, regular las ansias por comer o fumar y disminuir la celulitis y el colesterol.

Nuez de la India. Esta es la semilla que se estaría comercializando sin permiso del Ministerio de Salud. Foto: Wikimedia Commons
‘Realmente, mata’

Según el relato de Sáenz, unos días antes de la muerte de su esposa, notó cambios en el humor. “Pensé que era por exceso de trabajo”, dijo.

"Lo que mi esposa sufrió fue una deshidratación completa en su organismo. (La nuez de la India) te seca por dentro. Hace que todas tus células pierdan líquido y tu organismo empieza a fallar. Su cerebro empieza a deshidratarse, y empezó a tener cólera, ira, depresión, cansancio... lo achacábamos al exceso de trabajo.

“Un día no se levantó. Dijo sentir como gripe. La llevé al Ebáis. Duró dos días antes de que sus órganos colapsaran. Una bacteria entró por un dedo, provocó una infección y ella no tenía defensas”, relató Sáenz.

“Por favor, compartan este video. Si alguien está tomando la nuez de la India, no la consuma más. Es tóxica, nociva, y mata. Realmente, mata”, solicitó vehementemente.

“Ella era una mujer que en muchos años a mi lado nunca se enfermó de nada. Siempre fue muy sana, llena de alegría. Simplemente por vanidad por querer perder peso, ya hoy no está con nosotros”.

“Sería genial poder salvar alguna vida. Si conocen a alguien que las toma, enséñele este video y evitemos un sufrimiento más”.

Ella era madre de dos jóvenes.