Ángela Ávalos. 7 junio, 2020
Alrededor de un 70% de todas las víctimas de quemaduras tienen menos de 4 años, y la mayoría se quema con líquidos calientes. Conforme avanzan en edad, se suman otras causas, como las quemaduras por fricción y con fuego. Foto: Archivo LN
Alrededor de un 70% de todas las víctimas de quemaduras tienen menos de 4 años, y la mayoría se quema con líquidos calientes. Conforme avanzan en edad, se suman otras causas, como las quemaduras por fricción y con fuego. Foto: Archivo LN

El jueves 4 de junio, un pequeño de tan solo diez meses ingresó a Urgencias del Hospital Nacional de Niños víctima de graves quemaduras con un líquido caliente en más de un 10% de su cuerpo. Se quemó cuando le cayó encima un hervidor eléctrico mientras permanecía en la cocina de su casa, en San José.

Ese día, la Unidad de Niños con Quemaduras, de ese hospital pediátrico, tenía sus 11 camas llenas. Tres menores más permanecían internados en otros servicios; dos de ellos, en Cuidados Intensivos dada la gravedad de las lesiones.

La jefa del servicio de Cirugía Reconstructiva y de la Unidad de Niños con Quemaduras, Cinthya Mora Mesén, relató esos escenarios como evidencia del incremento que han registrado ahí en el número de víctimas infantiles de quemaduras en lo que va del año.

Esa subida de casos se empezó a sentir sobre todo desde marzo, cuando se declaró emergencia nacional por covid-19 y las autoridades de Salud recomendaron un confinamiento voluntario en todo el país.

Hasta el 23 de mayo pasado, registraban 133 ingresos por esa causa en el Hospital Nacional de Niños. Para mayo del 2019, con todo el mes completo, acumulaban un centenar de atenciones.

“¿Qué hemos visto en estos meses de pandemia? Que el número de pacientes nos ha aumentado. Puede ser que andemos por uno diario o un poquito más, pero lo que sí hemos notado es un aumento en quemaduras por líquidos calientes, que suceden en la cocina, en compañía de un adulto, menores de cuatro años, y con grandes porcentajes de superficie quemada. En medio, está involucrado el uso de hervidores eléctricos”, explicó la cirujana.

Desde marzo, al menos diez menores han ingresado con quemaduras graves ocasionadas cuando les caen encima líquidos calentados en hervidores, dijo Mora.

Prácticas equivocadas en el uso de esos aparatos incluyen colocarlos en el piso, por donde gatean pequeños de pocos meses, o dejarlos en repisas: cuando comienzan a hervir, el movimiento que produce hace que el hervidor vibre, pierda estabilidad y caiga al piso; ya varios lo han hecho sobre niños, relató Mora.

Hasta hace poco, comentó, se había logrado disminuir la estadística de ingresos en menos de un caso al día, aunque siempre hay periodos del año en donde se dispara el número de atenciones, como las vacaciones, Semana Santa o fin de año.

En otros hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) también se ha percibido un aumento de quemaduras por esta causa, pero esos números los lleva cada centro y no llegan al Hospital de Niños, por lo que la cifra de afectados puede ser mayor.

Quemaduras se pueden prevenir

Según Mora, en tiempos pre-covid-19, los cuidadores delegaban esa tarea a una institución durante varias horas del día, por lo que el tiempo de los niños en casa era mucho menor.

El Lic. Juan José Araya, Trabajador Social de la Unidad de Niños con quemaduras de nuestro hospital, nos muestra algunos de los utensilios eléctricos que provocan quemaduras en menores de edad. Hacemos un llamado de prevención y detección de riesgos en los hogares para evitar que nuestros niños sufran quemaduras. Recuerde: Una quemadura debe prevenirse. #HNN

Posted by Hospital Nacional de Niños (Costa Rica) on Wednesday, March 4, 2020

"Pero ya que esto (pandemia) nos ha exigido que todos estemos en casa, se ha bajado la guardia y eso es negligencia.

“Sí estamos bastante preocupados. Hacemos un llamado a los cuidadores, que están obligados a garantizar un entorno seguro para los menores. La mayoría de estos eventos ocurren en compañía de un adulto, cuando supuestamente están supervisando a los niños. Si no están al cuidado, es una falta grave”, agregó la cirujana para quien las quemaduras no son accidentes.

Mora enfatiza en que estas lesiones son totalmente prevenibles. Si suceden, es porque los cuidadores dejaron de hacer algo que debían hacer, sobre todo, disminuir los riesgos en el entorno del menor.

Un 70% de todos los afectados con quemaduras son niños de cuatro años o menos. La principal causa sigue siendo el contacto con líquidos calientes, aunque las fuentes de estas lesiones cambian con la edad: en niños mayores de cuatro años aparecen como protagonistas las quemaduras por fricción ocasionadas mientras juegan, y en adolescentes las ocasionadas por fuego.

Según comentó, los hervidores eléctricos, con cables cortos, muchas veces quedan guindando, o los ponen en el piso. Estos aparatos se han vuelto una causa importante.

El Hospital Nacional de Niños contempla realizar un estudio más específico sobre el impacto en el uso de estos aparatos con el fin de tener una estadística más consolidada que, en el futuro, les permita justificar la solicitud de alguna regulación para el uso y venta de estos hervidores en el Ministerio de Salud.

Nos los descuidemos ni un segundo!

Las Quemaduras se deben prevenir!

Posted by Unidad de Cuidado Integral de Quemaduras-UCINQ-HNN San Jose, Costa Rica on Thursday, March 26, 2020