Ángela Ávalos. 27 julio

Un fallo del Tribunal Contencioso Administrativo y Civil de Hacienda ratificó la organización administrativa para la realización de trasplantes de hígado definida por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Según informó la entidad en un comunicado de prensa, una resolución emitida el 28 de junio por la jueza ejecutora Sady Jiménez Quesada, de ese tribunal, declaró sin lugar la ejecución de sentencia y nulidad de actos presentada por la Fundación de Personas de Trasplante de Hígado Vida Nueva.

Este grupo de pacientes y familiares de enfermos denunció un supuesto “desmantelamiento” de servicios por la decisión de la CCSS de trasladar la administración de los recursos humanos, logísticos y económicos al Hospital México.

El Tribunal Contencioso Administrativo ratificó la decisión de la CCSS de seleccionar al Hospital México como el encargado de administrar los recursos destinados a trasplante de hígado, tanto de adultos como de niños.
El Tribunal Contencioso Administrativo ratificó la decisión de la CCSS de seleccionar al Hospital México como el encargado de administrar los recursos destinados a trasplante de hígado, tanto de adultos como de niños.

La resolución del tribunal, no solo ratifica ese esquema de organización; también afirma que está dentro de las potestades de la CCSS, que cumple con el ordenamiento jurídico.

De acuerdo con el boletín de prensa, Jiménez analizó el pronunciamiento judicial de este Tribunal de 2012, y concluye, entre otras cosas, que la Junta Directiva de la CCSS “cuenta con plena autonomía administrativa y de gobierno con fundamento en la Constitución Política y la Ley General de la Administración Pública, es decir puede auto-organizarse”.

El análisis tampoco detectó alguna irregularidad en lo decidido por la Junta Directiva. “(...) satisface el interés público encomendado”, señaló la jueza.

“Lo único que debe entenderse derogado es que el programa ya no estará a cargo de la Gerencia Médica de la CCSS, sino más bien de la Dirección General del hospital México”, concluye Jiménez.

Según informó la CCSS, la institución dispone de dos equipos para la atención de trasplante en adultos y población en transición, en los hospitales México y Rafael Ángel Calderón Guardia. También hay un equipo pediátrico en el Hospital Nacional de Niños.

Desde hace varios años, grupos de padres y el Centro de Cirugía Hepatobiliar de la CCSS, se han enfrentado a las autoridades institucionales aduciendo que estos hospitales no tienen las condiciones para realizar estos procedimientos.

El Centro ha demandado en reiteradas oportunidades la potestad de manejar su propio presupuesto y que este no dependa de la administración del hospital México.

La CCSS ha organizado el sistema de trasplantes de órganos en todos ss hospitales. Para el de hígado, seleccionó al Hospital México como administrador de los recursos dedicados a esas operaciones. En la foto, la labor del procurador de órganos en el Hospital San Rafael de Alajuela. Foto: Albert Marín.
La CCSS ha organizado el sistema de trasplantes de órganos en todos ss hospitales. Para el de hígado, seleccionó al Hospital México como administrador de los recursos dedicados a esas operaciones. En la foto, la labor del procurador de órganos en el Hospital San Rafael de Alajuela. Foto: Albert Marín.

La eliminación de la unidad programática 2803 fue ratificada también en el fallo, pues se pretende que los recursos financieros asignados sean de uso exclusivo para el programa de trasplante hepático tanto en población adulta como pediátrica.

En mayo anterior, el Tribunal Contencioso Administrativo rechazó, por segunda vez, una medida cautelar solicitada por este mismo grupo de pacientes.

Ese fallo, le recuerda a la Fundación Vida Nueva Donación y Trasplante la resolución del 1.° de setiembre del 2017, donde se le da un espaldarazo legal a las gestiones que ha venido realizando la Caja para organizar la captación de órganos y la selección de receptores en su red de hospitales.