Patricia Recio.   9 julio, 2020
Edificio de la torre este del Calderón Guardia, construida para responder a la satuación de Emergencias, pero ahora sería utilizada en la atención de pacientes de covid-19.

A pocos días de que se sature el primer hospital creado en el país para la atención exclusiva de enfermos con covid-19, este jueves se dio a conocer el plan de la CCSS para responder al aumento exponencial de pacientes por esa enfermedad registrado en las últimas semanas.

Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), señaló que el modelo de expansión fue aprobado el jueves por la Junta Directiva.

Consiste en tres fases durante las cuales se sumarían cupos en los tres principales hospitales nacionales, hasta sumar 159 camas de Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) y 134 moderadas.

FASE UNO: El Hospital Calderón Guardia dispondría de cinco camas de cuidados intensivos y 10 moderadas; el San Juan de Dios habilitaría siete espacios para pacientes críticos y 30 moderados, mientras que el Hospital México 12 UCIS y 22 camas intermedias.

En esa etapa se tenía hospitales exclusivo como el Centro Especializado para la Atención de Covid-19 (Ceaco), hospitales duales como han operado hasta ahora los nacionales y otros que no atienden del todo a pacientes con el nuevo coronavirus, sino que los trasladan, como ocurre con los centros médicos periféricos y regionales.

Este jueves el ministro de Salud, Daniel Salas, dio cuenta de 120 personas hospitalizadas por covid-19.

De esa cifra, 33 se encuentran en salones y 73 en el Ceaco. Además hay 14 en camas UCI de los tres centros nacionales.

FASE DOS: Esta, dijo Macaya, es la etapa en que se está actualmente. Contempla la suma de 24 camas adicionales de cuidados intensivos en el Calderón Guardia y 15 moderadas; nueve y 12 más, respectivamente, en el San Juan de Dios; mientras que el México tendría 10 UCIS y 30 moderadas más.

FASE TRES: En esta etapa, entraría en funcionamiento de la torre este del Hospital Calderón Guardia.

Esa edificación que se construyó para atender la saturación del servicio de emergencias tras el incendio de julio de 2005, se encuentra en etapa final de construcción.

Macaya aseguró que si es necesario se podrían utilizar hasta cuatro de los siete pisos para el internamiento de pacientes. Ahí podrían disponerse de 64 unidades de cuidados intensivos adicionales.

El jerarca, además, detalló que el piso 7 fue diseñado con características especiales para el aislamiento, pues se hizo en consideración a la crisis del ébola.

Autoridades de gobierno inspeccionaron este jueves la torre este del Calderón Guardia. Foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

En ese tercer momento del plan, también se contempla que el hospital San Juan de Dios añada 18 camas especializadas y el México aporte 10 espacios más de este tipo.

El jerarca de la Caja dijo que las previsiones actuales contemplan los equipos con los que cuenta la entidad a este momento, aunque aún están a la espera de la entrega de más respiradores necesarios para equipar otras camas de cuidados críticos.

Ver más!

Red periférica

En un segundo grupo de acción se encuentran los hospitales periféricos y todas sus redes.

De esta forma, mientras los tres centros hospitalarios más importantes del país, dedican buena parte de su recurso a la atención de la covid-19, los hospitales San Vicente de Paúl, en Heredia; San Rafael de Alajuela y Max Peralta, en Cartago, darán soporte en la atención de otras patologías.

El San Vicente de Paúl recibirá pacientes de consulta externa y realizará procedimientos referidos desde el San Juan de Dios; entretanto el México será apoyado por el hospital de Alajuela, y el Calderón Guardia por el Max Peralta.

Cada uno de esos centros a la vez será apoyado por sus respectivas redes de atención.

“La Caja está haciendo un enorme esfuerzo, este es un trabajo de todos los hospitales, gerencias (...) le agrega capacidad hospitalaria de camas moderadas y UCI, al final se habrán agregado 159 camas de cuidados intensivos, pero eso también se puede saturar.

“Aquí es donde ocupamos ese apoyo de la ciudadanía, la Caja hará siempre todo lo necesario por aumentar capacidad, pero si los números siguen creciendo estas camas también se van a saturar”, advirtió el presidente ejecutivo.