María Isabel Solís, colaboradora. 14 septiembre
Otro de los consejos para aquellas personas que presentan estas molestias es seleccionar mascarillas cuyos materiales sean hipoalergénicos, entre ellas las de algodón. . Foto: Rafael Pacheco
Otro de los consejos para aquellas personas que presentan estas molestias es seleccionar mascarillas cuyos materiales sean hipoalergénicos, entre ellas las de algodón. . Foto: Rafael Pacheco

Aunque saben que el uso prolongado de la mascarilla puede irritar la piel y exacerbar ciertos padecimientos, especialistas en Dermatología sostienen que este dispositivo debe usarse para reducir el contagio del virus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad covid-19.

Si bien ya empiezan a escucharse las quejas de personas por la incomodidad que producen tales dispositivos, su uso está indicado y forma parte de las barreras que se deben establecer para reducir el contagio de este nuevo coronavirus.

La mascarilla, a la par del correcto lavado de manos, la aplicación del protocolo para estornudar y toser, el distanciamiento físico y la desinfección de superficies, son cruciales para reducir el contagio, especialmente en esta coyuntura de transmisión comunitaria.

Resequedad de la piel, enrojecimiento hasta la exacerbación de cuadros como la rosácea, dermatitis seborreica y acné en personas con predisposición a padecerlo, son algunos de los problemas que puede desencadenar el uso de la mascarilla sobre el rostro. Sin embargo, el Dr. Miguel Ángel Meléndez, especialista de la Clínica Orosi, en Cartago, fue claro en que son males para los que existe tratamiento.

A su juicio, el continente asiático ha podido enfrentar mejor que Occidente esta nueva enfermedad porque recomendó el uso de la mascarilla desde el primer momento en que se empezó a hablar del padecimiento.

De igual criterio es el doctor Julián Guntanis González, dermatólogo del Hospital San Juan de Dios, quien destacó que las lesiones de la piel se pueden producir por varias razones: los materiales y los colores de la mascarilla, y la humedad que se puede producir por el sudor y la respiración. Los especialistas explicaron que la mascarilla ocluye la piel porque atrapa el sudor, los aceites de la piel y la suciedad.

En estos casos, los dos especialistas coinciden, por separado, en la necesidad que se tomen algunas medidas para contrarrestar tales irritaciones, por ejemplo, tener periodos de descanso y aflojarla un poco, de manera que disminuya la presión sobre la piel.

Recomendaciones del Ministerio de Salud para uso de las mascarillas.
Recomendaciones del Ministerio de Salud para uso de las mascarillas.

Otro de los consejos para aquellas personas que presentan estas molestias es seleccionar mascarillas cuyos materiales sean hipoalergénicos, entre ellas las de algodón. También se debe vigilar que impidan el paso de los fluidos de la respiración.

Para los especialistas, es vital mantener la higiene tanto del rostro como de la mascarilla y, en este apartado, recordaron que la cara hay que lavarla con frecuencia.

El uso de bloqueador solar es básico y el doctor Guntanis González recomendó, especialmente, aquellos en gel pues, por sus características, reducen la posibilidad de oclusión de los poros.

Ambos recomiendan el uso de cremas humectantes, hidrosolubles y evitar la aplicación de productos grasosos en la cara, los que podrían empeorar el acné.

Ambos expertos adujeron que las mujeres deben tener cuidado con el maquillaje y Guntanis fue categórico: la mascarilla y el maquillaje no van.