Ángela Ávalos. 7 febrero
Katiana Araya Fallas llevó a su pequeña Lucía Retana, de dos años, a vacunar al Área de Salud de Puriscal, el martes 5 de febrero. Con ellas, la enfermera Elena Guzmán. Foto: Jeffrey Zamora
Katiana Araya Fallas llevó a su pequeña Lucía Retana, de dos años, a vacunar al Área de Salud de Puriscal, el martes 5 de febrero. Con ellas, la enfermera Elena Guzmán. Foto: Jeffrey Zamora

Las escuelas se convertirán en los nuevos vacunatorios contra el sarampión a partir de la próxima semana.

Hasta ahí llegarán los técnicos en atención primaria de la CCSS dispuestos a buscar a los más de 75.000 chiquitos de cinco años y más a quienes todavía sus papás no han protegido contra ese virus.

Las autoridades del Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), apoyadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), anunciaron este jueves el inicio de la segunda fase de la campaña extraordinaria de vacunación, que se enfocará en las escuelas, públicas y privadas, de todo el país.

Esta segunda fase se prolongará hasta el 31 de marzo, cuando se pretende proteger a un total de 104.000 niños que todavía no se han vacunado. Casi un 75% de ese total, corresponde a niños y niñas entre cinco años y poco menos de diez años.

En total, el país se propuso como meta llegar a 770.000 menores, considerados la población más susceptible de contraer y diseminar ese virus.

La campaña se inició el 12 de diciembre. Actualmente, un 83% de la población meta ya ha sido protegida.

#EnVivo Autoridades de nuestra institución, el Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud brindan detalles de lo que ha sido la jornada de vacunación contra el #Sarampión y los pasos que siguen ahora. #VacunaciónCR #CCSSdeCostaRica

Posted by Caja Costarricense de Seguro Social on Thursday, February 7, 2019

El Ministro de Salud, Daniel Salas Peraza, reiteró que el sarampión es uno de los virus más altamente contagiosos y solicitó a los padres cumplir con la obligación de proteger a sus hijos contra esta enfermedad.

La representante de la OPS-OMS en el país, María Dolores Pérez, dijo que el sarampión y la polio eran dos de las enfermedades que se había logrado erradicar de las Américas.

Sin embargo, el sarampión ha recrudecido en todo el mundo, incluyendo países del continente, de la mano de movimientos antivacunas.

De acuerdo con un informe de la OPS, entre la semana epidemiológica seis del 2018 y dos del 2019 se notificaron 10.274 casos confirmados de sarampión, incluidas 12 defunciones.

El detalle de la situación en las Américas, se puede ver en el siguiente documento:

“Nuestra prioridad es eliminar la circulación de este virus para el 2020 y controlar los brotes en los países”, mencionó Pérez.

En Costa Rica, se espera que aparezcan casos (importados o autóctonos) en cualquier momento. En el 2018, según la CCSS, se descartaron 90 enfermos sospechosos.

Roberto Arroba Tijerino, coordinador de Inmunizaciones y secretario técnico de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología, en el Ministerio de Salud, recomendó a los padres estar atentos a la convocatoria de la Caja.

Según explicó, cada área de salud programará con los centros educativos de su zona los días de vacunación. Se solicitará a los padres presentar el carné de vacunas para demostrar si pusieron o no la del sarampión.

A aquellos padres que del todo no demuestren que vacunaron a sus hijos, o que se resistan a la vacunación, se les incluirá en una lista que será enviada al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) para que tome las medidas legales que correspondan.

En días recientes, autoridades del Patronato advirtieron que quienes se opongan a vacunar a sus hijos pueden ser sancionados con medidas que van desde la pérdida de la patria potestad, hasta días de cárcel si se demuestra una actitud negligente con los hijos.

El gerente general de la Caja, Roberto Cervantes Barrantes, dijo que esta campaña extraordinaria es parte del esfuerzo institucional por reforzar el esquema nacional de vacunas.

Anunció la pronta aplicación de dos nuevas: la del rotavirus, para proteger a los niños más pequeños de las secuelas de diarreas severas; y la del virus del papiloma humano, que será aplicada a partir de abril a 37.000 niñas de diez años en todos los centros educativos del país. Esta última vacuna las protegerá contra el virus responsable de causar el cáncer de cérvix.

Sarampión
Sarampión

d