Por: Irene Rodríguez.   13 agosto
Las autoridades aseguran que son muchísimos los proyectos que pueden desarrollarse sin necesidad de utilizar sustancias peligrosas. Imagen con fines ilustrativos. Fotografía: Shutterstock

En lo que va del año, dos escolares sufrieron quemaduras que requirieron hospitalización durante más de 30 días mientras se encontraban en sus casas probando sus proyectos académicos.

Así lo dieron a conocer la mañana de este lunes autoridades del Hospital Nacional de Niños (HNN), el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Cuerpo de Bomberos.

“Anteriormente teníamos un caso de estos al año, pero ya en el primer semestre de este año hemos tenido dos. Son pocos los afectados pero no deberían darse del todo”, indicó Carlos Jiménez, subdirector del HNN.

Según detalló Cynthia Mora, jefa de cirugía reconstructiva del HNN, la edad de los niños oscila entre los 10 y 11 años. Uno de ellos era de Turrialba y otro de San Carlos.

Los especialistas indicaron que ambos menores estaban en su hogar realizando los proyectos. Ambos utilizaron alcohol, una sustancia que no está permitida en los proyectos escolares de feria científica (en secundaria sí se permite) y esto provocó que se levantara fuego. Ellos sufrieron quemaduras en su cara, extremidades superiores y tórax.

“Esto no puede considerarse un accidente, es falta de prevención. El alcohol no es inocuo, al simplemente encender una llama y que esta alce fuego se pueden ver quemaduras muy graves, como estas que ocurrieron. En ambos casos estaban los padres presentes, pero la llama se alza muy rápido”, afirmó Mora.

Los dos menores requirieron ventilación asistida, internamiento en la Unidad de Cuidados Intensivos y un aproximado de 30 días de hospitalización. Además, ambos continúan en proceso de rehabilitación.

Cuidado con tutoriales en Internet

Los especialistas advirtieron de los peligros que podrían acarrear los llamados tutoriales de Internet, pues existen experimentos que resultan peligrosos si se utilizan técnicas o productos de manera inadecuada.

“Cualquier sustancia corrosiva, como la potasa, muy común en los hogares, está prohibida en el reglamento de estos proyectos. También se prohíben sustancias inflamables como el alcohol y la acetona. Desgraciadamente, muchos menores se ponen a ver videos de Youtube para de ahí tomar ideas o guiarse, y en muchos de estos se utilizan sustancias que no se permiten porque pueden representar un riesgo para la salud o integridad de los estudiantes”, señaló Nelson Campos, Asesor Nacional de Ciencias del MEP.

Paola Vega, viceministra de Ciencia y Tecnología, dijo a La Nación: “Lo que yo veo en Internet, las cosas que están ahí, pueden parecer muy impresionantes, pero deben analizarse con mucho cuidado, porque no necesariamente es seguro. Muchas de esas cosas no solo necesitan un adulto responsable al lado. En algunos casos es necesario un adulto que sepa cómo realizar el correcto manejo de esas sustancias, por eso es que se tiene un manual para proteger la integridad de los participantes de las ferias”.

En las ferias científicas escolares se prohíbe expresamente el uso de sustancias que puedan provocar reacciones químicas peligrosas o que puedan causar un incendio. Foto: Shutterstock
Ciencia no es un juego

La Feria Nacional de Ciencia y Tecnología ayuda a que los niños y adolescentes desarrollen habilidades para adquirir nuevos conocimientos. Además, fomentan el trabajo en equipo, la experimentación, la paciencia y cómo lidiar con las frustraciones. También, se convierten en semillero de vocaciones científicas y han impulsado la representación del país en ferias internacionales de primer nivel.

Cada año, miles de niños y jóvenes de primaria y secundaria participan de un proceso que comienza en cada aula. Luego, participan en eliminatorias por niveles en su centro educativo y, si califican, van a competir a ferias distritales, cantonales y regionales. Finalmente, quienes asistan a la edición nacional y resulten ganadores tendrán la oportunidad de representar al país en eventos internacionales.

Solo para la feria regional que comenzará próximamente, se esperan más de 5.000 participantes de todo Costa Rica.

Para evitar más accidentes los especialistas hacen un llamado a padres de familia y docentes con el fin de que tomen medidas de seguridad, no solo para los proyectos de las ferias científicas, sino también en el caso de los experimentos caseros. Entonces, es vital la supervisión de los adultos y revisar que cada proyecto se ajuste a la edad y desarrollo cognitivo del menor.

“Es importante que padres, madres y otros adultos responsables en el hogar sepan que existe un manual y que hay cosas que se prohíben para la seguridad de los niños”, expresó Vega.

El Manual de Programa Nacional de Ferias de Ciencia y Tecnología fue elaborado por las instancias que participan y guían el proceso de Feria Nacional de Ciencia y Tecnología. El MEP, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt), el Consejo Nacional para las Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicit), la Universidad de Costa Rica (UCR), la Universidad Nacional (UNA), el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), la Universidad Estatal a Distancia (UNED), y la Universidad Técnica Nacional (UTN) participaron activamente.

Allí se prohíbe expresamente el uso de sustancias que puedan provocar reacciones químicas peligrosas o que puedan causar un incendio.

“La mezcla de productos químicos que provoquen llama abierta o calor, no solo pone en riesgo la vida y la salud de las personas, también provoca daños a las propiedades y al medio ambiente. Para prevenir que esto ocurra, el Cuerpo de Bomberos insta a los padres de familia y docentes a evitar que sus hijos o alumnos utilicen elementos que pongan en riesgo su vida y la de sus compañeros”, acotó Hector Chaves, director general de Bomberos.

Además, se pide que durante toda actividad de este tipo, los organizadores tengan a mano extintores y personas que sepan cómo emplearlos. Asimismo, los estudiantes deben utilizar accesorios de seguridad durante la elaboración de cualquier trabajo científico. Dentro de estos implementos están guantes, lentes, mascarillas y otro tipo de accesorio que se considere necesario para determinado experimento.