Juan Fernando Lara Salas. Hace 1 día
El diputado socialcristiano Pablo Heriberto Abarca acudió, este jueves, a la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público donde votó en contra de su propia moción. Al fondo, Salvador Padilla, asesor del diputado Luis Fernando Chacón de Liberación Nacional. Fotografía: Cortesía.
El diputado socialcristiano Pablo Heriberto Abarca acudió, este jueves, a la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público donde votó en contra de su propia moción. Al fondo, Salvador Padilla, asesor del diputado Luis Fernando Chacón de Liberación Nacional. Fotografía: Cortesía.

Los diputados de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público rechazaron, este jueves, la moción para llamar al Congreso a voceros de la farmacéutica Pfizer con el fin de cuestionarlos sobre el contrato firmado con el Gobierno de Costa Rica para la venta de vacunas contra covid-19.

La propuesta planteada la semana anterior por el jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Pablo Heriberto Abarca, fue votada negativamente por ocho legisladores.

Solo estuvo a favor de efectuar la comparecencia el diputado independiente Dragos Dolanescu.

La votación se realizó el mismo día que la empresa remitió a los legisladores un cronograma de entrega de las dosis para el resto del año.

(Video) Se desiste de traer el Congreso a Pfizer

El propio Abarca quitó el respaldo a su moción al acudir a la sesión de este jueves para sustituir al diputado Otto Roberto Vargas, del Partido Republicano Social Cristiano, quien sí es miembro de esta Comisión.

“Creo que es importante decirle a los costarricenses que nadie está persiguiendo o injuriando a ninguna empresa. El objetivo de esta moción se refiere a los misterios que existían en el tema de cronograma y la dificultad de saber la certeza de cantidades en los diferentes meses de aquí a diciembre, ese es el objetivo central”, indicó Abarca.

Según el socialcristiano, su solicitud logró el objetivo aun sin haber sido votada. Admitió que perdió todo interés debido a la nota de Pfizer de este jueves con el calendario de entregas, de ahí que incluso él rechazara la moción.

No obstante, ya desde la semana pasada, su idea había perdido fuerza, pues de 35 diputados que inicialmente apoyaron la comparecencia, 20 retiraron su apoyo.

Versiones

En un video enviado el miércoles 2 de junio, Pablo Heriberto Abarca explicó que la convocatoria propuesta pretendía cuestionar a los delegados de la farmacéutica sobre “el misterio del contrato, qué es lo que no se puede conocer y por qué hay tanto secretismo y bulla” sobre esa negociación declarada confidencial.

“De manera que esperaríamos que podamos aclarar este tema y tener claro todos los costarricenses cómo es que se está manejando el tema de la vacunación”, expresó en aquel momento.

En respuesta a sus declaraciones, Pfizer respondió con molestia.

“No vamos a permitir que afirmaciones sin fundamento alguno descarrilen nuestra misión de llevar innovaciones que cambien la vida de los pacientes, propósito que ha cobrado una mayor urgencia en el contexto de esta pandemia”, declaró la firma ante consultas de La Nación.

Luego del descargo de la empresa, Abarca varió las razones por las cuales impulsó la moción pues, según dijo, cuando se las planteó a otros diputados fue para conocer el cronograma de entregas de vacunas.

“¡Diay! Ya cada diputado tendrá la potestad de decidir si la vota o no. El objetivo de la moción no es injuriar a nadie. Si no que, en forma transparente, hacer una consulta legítima a la que tenemos derecho todos”, dijo el político quien terminó votando contra su propia moción.