Ángela Ávalos.   9 julio

Los virus respiratorios han causado la muerte de diez menores este año en el Hospital Nacional de Niños; cinco de ellos fallecieron durante las últimas siete semanas, que son las que coinciden con la primera temporada alta del ataque de estos virus.

De los fallecidos, dos tenían menos de un año, informó la directora médica, la inmunóloga Olga Arguedas Arguedas.

El reporte virológico del hospital indica que en cuatro no se pudo detectar el virus causante de las muertes; dos de los fallecimientos se relacionan con el respiratorio sincitial, otros dos con el virus influenza, uno con adenovirus y otro con rinovirus.

Arguedas dijo que todos los fallecidos tenían algún factor de riesgo, como asma, neumopatía crónica, cardiopatías congénitas o trisomía 21. Dos de los fallecidos padecían leucemia y uno tenía obesidad.

La situación en ese hospital se mantiene “bastante crítica", agregó la especialista.

Los números hablan por sí solos: 951 niños habían requerido internamiento en el primer semestre del 2019; de ellos, 209 en condición crítica, quienes han necesitado apoyo de Cuidado Intensivo (UCI), informó la especialista.

Este martes, el hospital tenía poco más de 100 menores internados; un 77% de ellos debido a virus respiratorios; 26% de los cuales tenían una condición de grave.

Ver más!

Además, 27 de esos pacientes necesitaron soporte respiratorio mecánico para poder sobrevivir, informó Arguedas.

El Hospital de Niños es uno de los centros de vigilancia centinela de virus respiratorios en el país.

Ahí se le lleva el pulso al comportamiento de la influenza, el virus respiratorio sincitial, el adenovirus y el virus parainfluenza, entre muchos otros que atacan el sistema respiratorio de las personas.

La influenza circula durante todo el año pero, generalmente, registra dos temporadas altas, una a mitad de año y otra al final.

De más cuidado

Este año, la primera temporada alta se adelantó varias semanas y se caracteriza por un ataque más agresivo, o virulento.

De acuerdo con los datos del hospital pediátrico, para el primer semestre del año, en promedio, por semana, han tenido que admitir para internamiento alrededor de 72 niños por causa respiratoria.

En promedio, casi 20 (17 menores) han requerido por semana del soporte de la Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) por su estado crítico.

“Cinco de cada diez niños hospitalizados al día de hoy están por causa respiratoria. Estamos ubicados en la zona de alarma del canal endémico por causa respiratoria”, agregó Arguedas.

Desde el punto de vista virológico, el Hospital de Niños ha aislado, principalmente, el virus respiratorio sincitial en un 61% de todos los casos; el virus influenza (responsable de la gripe) en un 13% de los enfermos, y el rinovirus en un 8% de los menores afectados.

Las autoridades de salud han hecho reiterados llamados a cortar las cadenas de transmisión de este virus con medidas básicas, como la vacunación contra la influenza, el lavado de manos y la práctica del protocolo del estornudo y el tosido.

Cifras nacionales

Hasta finales de junio, el Ministerio de Salud llevaba registrados 88 decesos vinculados a diferentes virus respiratorios; 55 más que las muertes registradas durante el mismo periodo del 2018.

El director de Vigilancia de la Salud, en el Ministerio de Salud, Rodrigo Marín Rodríguez, informó de que 52 de esos 88 fallecimientos confirmados se han producido en las últimas diez semanas, coincidiendo con el pico de virus respiratorios. Es un 60% de las muertes.

Las 88 muertes corresponden a los casos confirmados de un total de 121 fallecimientos.

Hay 33 de esos decesos sospechosos de tener relación con la infección de algún virus respiratorio, que siguen en proceso de análisis, aclaró Marín.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), por su parte, contabiliza más de 726.000 atenciones en lo que va del año, casi 200.000 más que las realizadas en el mismo periodo del 2018.

Esa institución se mantiene en campaña activa de vacunación contra el virus de la influenza, que se inició el 10 de junio con la meta de proteger a 1,3 millones de personas de varios grupos de riesgo.

Un informe emitido por la Caja indica que ya se han vacunado 940.197 personas. Quienes más han respondido a este llamado son los que padecen enfermedades respiratorias, diabetes, obesidad, la población infantil entre seis meses y seis años, y funcionarios de salud de la Caja.

En un boletín de prensa, Xiomara Badilla Vargas, jefa de la subárea de Vigilancia Epidemiológica, y Leandra Abarca Gómez, coordinadora del programa de Inmunizaciones, dijeron que a diferencia de lo que se sucedió en otros años, actualmente quedan muy pocas vacunas por poner, cuando faltan todavía dos semanas de vacunación, que finaliza el 22 de julio.

Ver más!