Yeryis Salas. 28 febrero
El 30,17% del monto (¢2.983 millones) lo deben 10 patronos, quienes enfrentan 48 procedimientos de cierre de negocios, 32 procesos civiles y 15 denuncias penales. Entre ellos figura Sánchez Carvajal, que participó en la carretera Sifón - La Abundancia. Foto: Jorge Navarro
El 30,17% del monto (¢2.983 millones) lo deben 10 patronos, quienes enfrentan 48 procedimientos de cierre de negocios, 32 procesos civiles y 15 denuncias penales. Entre ellos figura Sánchez Carvajal, que participó en la carretera Sifón - La Abundancia. Foto: Jorge Navarro

El sector construcción adeuda ¢9.886 millones a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), según la Dirección de Cobros de esta institución.

Al 18 de febrero, hay 1.097 patronos activos morosos en esta actividad económica. Por estos casos hay 494 procedimientos de cierre de negocios por mora, 1.258 procesos civiles y 479 denuncias penales.

En los últimos seis meses la deuda creció en ¢601 millones, es decir, un 6,47%

El 30,17% del monto (¢2.983 millones) lo deben 10 patronos, quienes enfrentan 48 procedimientos de cierre de negocios, 32 procesos civiles y 15 denuncias penales.

El principal deudor es Kirebe Sociedad Anónima, con una deuda de ¢1.170 millones. Esta empresa se promociona en Internet en la construcción de desarrollos habitacionales en Santa Ana, Ciudad Colón y Escazú.

En segundo lugar, la Constructora Sánchez Carvajal, con ¢372 millones. Esta empresa estuvo a cargo de la carretera a San Carlos, pero el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) rompió el contrato por incumplimientos en la obra.

Sánchez Carvajal también se retiró como constructora subcontratada por China Harbour Engineering Company (CHEC) para la ampliación de la ruta 32.

Según Zhou Jingxiong, director de CHEC, la empresa dejó el proyecto por no tener “suficiente capacidad financiera para finalizar la obra”.

Este medio intentó obtener reacciones de Kirebe S.A. y Sánchez Carvajal, pero al cierre de edición ninguna empresa respondió las consultas.

Las otras ocho mayores deudoras son: Charpentier Duque y Asociados (¢265 millones), Casa Premier Inmobiliaria (¢238 millones), Saret de Costa Rica (¢187 millones), Treehaus Arquitectura y Construcción (¢174 millones), Corelca S. A. (¢173 millones), Landmark Construcción & Consultoría (¢138 millones), Estructuras Madrigal (¢133 millones) y Thraiving S. A. (¢129 millones).

Al 31 de enero, se registraron 16.062 patronos activos que adeudan a la institución ¢71.973 millones, sin incluir intereses.

De la deuda total, el 10,80% corresponde a la construcción, el cuarto sector que más debe, detrás de las actividades inmobiliaria-empresariales, el comercio al por mayor y al por menor y la industria manufacturera.