Irene Vizcaíno, Patricia Recio.   7 abril
Román Macaya, presidente de la CCSS (izquierda), anunció este martes que ya se está produciendo a nivel local mascarillas de protección para el personal de salud. A su lado, el ministro de Salud, Daniel Salas. Foto: Ministerio de Salud.

El número de enfermos por covid-19 en Costa Rica aumentó en 16 casos al pasar de 467 a 483, según el último reporte difundido este martes 7 de abril por el Ministerio de Salud.

Daniel Salas Peraza, jerarca de esa cartera, detalló que 449 de las personas contagiadas son costarricenses y las otras 34 son extranjeros. Las edades de los afectados oscilan entre un año y 87 años.

Son 237 mujeres y 246 hombres. Por edades, hay 437 adultos, 29 adultos mayores y 17 menores de edad.

Por otra parte, Salas indicó que se elevó de 55 a 56 la cantidad de cantones que registran, al menos, un caso confirmado al sumarse Turriaba, en la provincia de Cartago, a ese listado.

Además, el ministro detalló que 25 enfermos permanecen internados. De ellos, 14 se encuentran en cuidados intensivos. La edad de estas personas va de 35 a 85 años.

A la fecha, tres pacientes han llegado al hospital exclusivo que se instaló en el Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare), ubicado en La Uruca, para atender a personas en estado grave.

5.042 casos sospechosos han sido descartados.

Ante consultas de la prensa, el ministro Salas aclaró que aunque este lunes resaltó la buena respuesta de la mayoría de los ciudadanos ante las medidas para evitar el contagio masivo del covid-19, no se puede “cantar victoria”.

Insistió en manterse alerta porque, según dijo, posiblemente hay una cantidad “muy importante” de enfermos que no han manifestado síntomas (asintomáticos) y que podrían poner en riesgo a su núcleo cercano.

El ministro señaló, eso sí, que la carga viral que tienen personas sin síntomas es mucho menor al de aquellos que sí los tienen.

“Hay países que han llegado a la tercera quincena y han relajado sus medidas del todo o mucho o la población se ha confiado y han tenido un aumento importante que no queremos tener en nuestro país.

“Ya hemos pasado, un mes pero no podemos decir que ya llegamos al pico y que ya el punto máximo de la curva ya fue superado”, advirtió.

Por otra parte, Salas y Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), aprovecharon para enviar un agradecimiento a todo el personal de salud del país.

Ambos jerarcas recordaron que este martes se celebra el Día Mundial de la Salud y descataron el esfuerzo que realizan los funcionarios en todo el país para afrontar la emergencia nacional por el covid-19.

Ver más!

Multas por violar restricción

Salas informó de que este lunes, durante el horario de la restricción vehicular sanitaria diurna, fueron multados 291 conductores por violar la prohibición y se elaboraron 882 partes por otras infracciones.

Mientras tanto, entre la noche del lunes y la madrugada del martes fueron sancionados 625 choferes por irrespetar la restricción nocturna, y 272 por otras faltas.

Por otra parte, el ministro afirmó tener conocimiento de taxistas que se aprovechan de la emergencia para alterar los taxímetros o “marías” para cobrar más, por ejemplo, en el traslado de funcionarios de salud.

Debido a lo anterior, hizo una solicitud a los transportistas para que no se den tales situaciones.

El funcionario recordó que aquellas personas que incumplan una orden sanitaria de cuarentena por ser caso sospechoso o confirmado se exponen a las multas recién aprobadas por el Congreso.

“Ese incumplimiento puede ser una multa de hasta ¢2 millones; hacemos un informe, se le indica la multa y se le otorga un plazo de 22 días. Si no lo hace, se pasa a la sede administrativa y, si no, a cobro judicial”, detalló.

Ver más!

Caretas faciales hechas en Costa Rica

Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS, destacó este martes los esfuerzos de autoabastecimiento que realiza el país para fabricar caretas faciales que ofrezcan protección ocular al personal de salud.

Macaya señaló que ya comenzó la fabricación de 600.000 protectores gracias a la coordinación entre la Gerencia de Logística de la CCSS, el Área de Salud Ocupacional, la Cámara de Industrias, el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec), y el Incae

Indicó que la Caja contrató a la empresa Grupo Vargas para la producción de estos equipos. Esta semana, se hará la entrega de las primeras 100.000 caretas. El costo de cada una es de ¢600.

Macaya también destacó la ayuda de otras empresas e instituciones en la atención de la emergencia como, por ejemplo, en la distribución de medicamentos a los asegurados.

Al pasado 6 de abril, se habían entregado fármacos a 48.746 pacientes con enfermedades crónicas.

Según dijo, han logrado cubrir 86 áreas de salud y hospitales en todo el país para la entrega.

Por otra parte, el jerarca celebró la donación de 26.000 pruebas de diagnóstico para covid-19 por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIR) y agradeció al gobierno de Honduras que coordinó la entrega por vía área a toda la región.

Según dijo, estas pruebas tienen una característica y es que usan una plataforma centralizada en cuatro hospitales: Calderón Guardia, San Juan de Dios, México, y Hospital Nacional de Niños.

El jerarca indicó que se pretenden realizar muestreos en todo el país y que se están buscando otras tecnologías, como aparatos portátiles de análisis, que permitan descentralizar aún más la revisión de muestras.

Paciente con covid-19: ‘Las fiebres me llegaban a 40 grados’

María, nombre ficticio asignado a una paciente con covid-19, compartió este martes su experiencia durante una conversación telefónica con el ministro de Salud, Daniel Salas.

"En realidad, mi esposo y yo tenemos covid. Él, gracias a Dios, es un caso asintómatico, lo único que le dio fue que no podía oler; yo sí he padecido de síntomas fuertes.

“Yo soy una persona de 33 años, saludable, sana, nunca me han operado, hago ejercicio, me mantengo activa. Aun así, pasé dos semanas bastante fuertes”, relató la mujer.

“Las fiebres me llegaban a los 40 grados; me dormía con fiebre y me despertaba con fiebre”, aseveró.

También sufrió escalofríos y mucha fatiga, así como dolores en el pecho, pero nunca tuvo tos.

Según comentó, ella y su esposo permanecen aislados. No obstante, dijo, se han sentido acompañadas por las llamadas que reciben del Ministerio de Salud, del Ebáis e, incluso, de una trabajadora social.

“Cuidémonos, cuidemos a los nuestros, al pueblo de Costa Rica (...). El aislamiento es difícil, complicado, pero sí se puede, es por nuestra salud y por los demás. No es jugando, está en nuestras manos que no haya más casos”, concluyó.

Paciente con covid: ‘Surge el temor de a quiénes pude haber infectado'

La segunda paciente, identificada como Ana, también relató la experiencia que pasó antes de recuperarse del covid.19. Se trata de una funcionaria de la salud, quien conversó con el presidente ejecutivo de la Caja.

Ella estuvo con el mal durante cuatro semanas, al principio con “mucha ansiedad”, aunque los síntomas fueron leves.

Según afirma, trató de tener rutinas, hablar con amigos y compañeros y tener mucha paz. “Al principio surge el temor de a quiénes pude haber infectado”, manifestó.

En su caso, tuvo la suerte de haber actuado a la primera señal.

“Apenas sospeché que podía estar infectada me aislé voluntariamente. Guardé ese aislamiento en forma estricta hasta el final y estaba sola en mi casa; eso permitió que no hubiera infección secundaria”, aseguró.

“No se trata de usar mascarillas sino de ser responsable, de guardar aislamiento social, quiero hacer un llamado a los más jóvenes”, expresó. La mujer ya regresó a su trabajo.

Ver más!

Nicaragua no sigue lineamientos

El ministro de Salud reaccionó con cautela ante la advertencia hecha este martes por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre la inadecuada prevención y falta de control en Nicaragua por el covid-19.

Admitió que el organismo señaló que en ese país ha habido acciones que no van alineadas con las indicaiones dadas a todas las naciones, pero de inmediato pidió tramitar ante Cancillería las consultas sobre ese tema.

“Sabemos que los gobiernos son soberanos y se hace un llamado”, aseveró el ministro Daniel Salas.

“Hemos dicho que la vigilancia en ambas fronteras se ha estado fortaleciendo y, en este momento, no se permite el ingreso y los que hayan salido, pierden el estatus”, expresó.

Por su parte, Román Macaya indicó que se está valorando qué medidas aplicar en caso de que sea necesario atender a migrantes.

Aclaró que serían acciones coordinadas entre la Caja, el Ministerio de Seguridad Pública, la Agencia de la ONU para Refugiados (Acnur) y la Comisión Nacional de Emergencias, entre otras instituciones.

Según dijo, en cada frontera hay centros de atención temporal que se denominan Catem, los cuales se van a fortelecer por si resulta necesario diagnosticar la enfermedad y aislar personas en esa zona.

No a clases presenciales

Daniel Salas reiteró el llamado a no realizar clases presenciales ni en las escuelas ni en las universidades públicas y privadas.

La aclaración la hizo ante la convocatoria de un centro de educación superior privado a reanudar lecciones normales.

El ministro recordó que la medida de suspender el curso lectivo por tiempo indefinido se tomó ante el incremento en el número de casos del nuevo coronavirus y el hecho de que el país aún no llega al pico de contagios.

“Estamos atravesando la primera ola pandémica (...) Sí las universidades han tomado decisiones de tener actividades presenciales, mi recomendación es que no lo hagan”, solicitó el jerarca.