Fernanda Matarrita Chaves. 6 abril
Un 28% de los consultados dijeron haber aumentado su consumo de frutas. Foto: Archivo LN.
Un 28% de los consultados dijeron haber aumentado su consumo de frutas. Foto: Archivo LN.

Más consumo de líquidos, de frutas, de verduras y de suplementos nutricionales fueron incluidos dentro de los hábitos alimenticios de algunos costarricenses durante los días de permanencia en sus casas. Por eso, no dudan que hubo un cambio positivo en su alimentación.

Este es uno de los resultados de un estudio que realizó la compañía Grupo Mersa.

La firma asesora en el área de mercadeo relacionado con la salud integral buscó conocer “qué tanto se han modificado los hábitos los ticos” durante las últimas dos semanas cuando la emergencia del coronavirus en Costa Rica, los ha obligado a mantenerse en casa.

El estudio también buscó respuestas a cuál ha sido el consumo de algunos grupos de alimentos, bebidas y suplementos nutricionales como “medida para reforzar el sistema de defensas de cara a la cuarentena”.

En el sondeo participaron 393 personas (mayores de 18 años) que respondieron una serie de preguntas a través de redes sociales. Los encuestados fueron 69% mujeres y 31% hombres.

Los datos recopilados arrojan que un 62% de los participantes han incorporado variaciones en su alimentación durante los días de aislamiento. Un 69% opina que sus modificaciones alimentarias han sido positivas. La mayoría de los tomados en cuenta para la muestra revelaron que han incluido vitamina C y frutas y vegetales en su día a día. Mientras que un 38% incorporó suplementos nutricionales.

Cuando a los participantes del estudio se les consultó sobre alimentos relacionados para fortalecer sus defensas mencionaron las frutas (30%), vegetales y verduras (23%), carne y pollo (11%) y jugos de cítricos, como el de naranja (10%).

“En consecuencia, queda claro el papel que juegan las frutas y vegetales para este propósito, pues provocó que un 28% haya incrementado su consumo. El 62% asegura que mantuvo igual el consumo, versus un 10% que lo disminuyó. Esto quiere decir que un 90% de la muestra está consumiendo igual o más frutas actualmente. Esta misma relación se mantiene con respecto al consumo de vegetales y pescados. El 25% indicó que aumentó el consumo de vegetales, un 63% lo mantuvo y un 12% lo disminuyó. Por otra parte, el 22% aumentó el consumo de pescado, el 64% lo mantuvo y un 14% lo disminuyó”, detalla el estudio.

El consumo de líquidos también se tomó en cuenta. Un 48% de los entrevistados dijeron haber aumentado; un 41% lo mantuvo y un 11% más bien dijo que lo disminuyeron. En el caso de lácteos un 19% de las personas que participaron dicen que incrementaron la ingesta, un 41% la mantuvo igual y un 11% la mermó.

De los 393 que completaron las preguntas, el 20% indicó que aumentaron los alimentos con fortificaciones de vitaminas y minerales. El 73% dice que lo mantuvo y un 7% lo disminuyó.

¿Qué tal con los dulces y frituras?

En estos días en casa y de distanciamiento social es común escuchar que estar tanto tiempo en el hogar provoca comer de más, muchas veces alimentos dulces o algo para “picar”. En relación con el consumo de dulces y postres el estudio demostró que un 30% aumentó su consumo, un 38% los mantuvo y un 31% los disminuyó. Los snacks fueron igualmente consumidos por un 40% de los participantes. Un 34% lo disminuyó y un 26% lo aumento.

“(En el caso de las frituras) curiosamente el 42% indicó que disminuyó el consumo, el 45% lo mantuvo, mientras que el 13% lo aumentó”, cuenta el estudio.

Un 42% de los participantes afirman que disminuyeron el consumo de frituras. Fotografía: Shutterstock
Un 42% de los participantes afirman que disminuyeron el consumo de frituras. Fotografía: Shutterstock
Otros datos

Información adicional del estudio mostró que los participantes (un 38%) se inclinaron por consumir suplementos nutricionales para fortalecer sus defensas, principalmente aquellos que contienen vitamina C. Un 12% prefirió los multivitamínicos, un 12% confía en los probióticos, otro 12% prefirieron el Omega 3, un 11% confía en los antioxidantes y un 10% refuerza su alimentación con vitamina D.

Otras pregunta que contestaron es qué tan estresados se sentían. 45% dijeron que su estrés era alto, 50% asegura que es normal y un 5% dice que es bajo.

Con relación a la actividad física más de la mitad de los encuestados (57%) negó hacer al menos 150 minutos de ejercicio semanal. Un 43% sí ha conseguido ejercitarse.

¿Usted se expone al sol en busca de vitamina D? Un 30% de los encuestados dicen que lo hace a diario, un 33% no lo hace del todo y un 37% lo logra a veces.