Salud

Comisión legislativa investigará desorden en millonarias compras de medicinas

Llamarán a comparecer a presidente ejecutivo de CCSS y a gerenta de Logística para que den cuenta sobre uso de ¢180.000 millones anuales

La Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público, de la Asamblea Legislativa, investigará el desorden en la Dirección de Abastecimiento de la CCSS que ocasionó el faltante de 37 medicinas y 40 insumos médicos en todos los hospitales públicos.

La Dirección de Abastecimiento es la responsable de administrar un presupuesto anual de ¢180.000 millones.

El diputado del Partido Restauración Nacional y presidente de esa comisión, Jonathan Prendas Rodríguez, confirmó que los legisladores convocarán al presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Fernando Llorca Castro, y a la gerente interina de Logística, Gabriela Murillo Jenkins. Todavía no hay fecha para esas audiencias.

Prendas presentó este jueves una moción que fue aprobada por todos los integrantes de esa comisión.

El faltante de medicinas y otros insumos se volvió más frecuente en los últimos diez meses.

En ese tiempo, el desabastecimiento de fármacos creció un 40%. Hasta el 17 de mayo, 37 medicinas estaban agotadas o a punto de agotarse en las farmacias de los hospitales públicos.

Para esa fecha, otros 40 insumos médicos básicos estaban en "cero", según registros de la Gerencia de Logística de la Caja.

"Nos preocupa lo que está ocurriendo en la Caja Costarricense de Seguro Social con el aparente mal manejo de ₡180.000 millones en la compra de medicamentos e insumos, pues esto incide directamente en la calidad y oportunidad de la atención de pacientes que no pueden suspender sus tratamientos ni dejar de atenderse.

"Esto es todavía más sensible cuando se trata de personas de escasos recursos o con padecimientos muy complejos, porque no tienen la posibilidad de adquirir por su cuenta las medicinas que requieren y al no estar recibiéndolas, su salud y su vida están en peligro", dijo Prendas.

La gerencia de Logística ordenó la intervención de la Dirección de Aprovisionamiento de Bienes y Servicios de la Caja, el pasado 16 de mayo. Por un periodo de seis meses, un grupo interventor, dirigido por David Valverde, revisará toda la cadena de abastecimiento para sentar eventuales responsabilidades.

Según publicó este medio, ahí se han detectado errores en el manejo de cerca de ¢180.000 millones anuales (unos $320 millones) destinados a la compra de todo lo que requieren los enfermos para su atención en los centros de salud.

Además de los fallos en la planificación, que afectaron toda la cadena de abastecimiento, la Gerencia de Logística descubrió hasta 247 expedientes engavetados, con procedimientos inconclusos de sanción a proveedores que habían incumplido con las compras.

Entre los expedientes, había varios que llevaban hasta siete años sin resolver.

Tales anomalías justificaron que la Dirección fuera intervenida por orden de la gerenta interina de Logística, Gabriela Murillo Jenkins, el 16 de mayo. Dicha dependencia es una de las tres que componen la Gerencia de Logística de la CCSS.