Ángela Ávalos.   20 agosto
En enero del 2015, se realizó el primer sorteo para el servicio social obligatorio para médicos especialistas. En la foto, la médica Lorena Grillo (izq.) y José Antonio Barletta y Diana Garcia, del Sindicato Nacional de Médicos Especialistas (Siname). Foto: John Durán

Cerca de 25 médicos especialistas son necesarios en hospitales como el de Limón, Ciudad Neily y Pérez Zeledón, según el Colegio de Médicos y Cirujanos.

En una solicitud enviada al Ministerio de Salud y a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el presidente de ese Colegio, Luis Pastor Pacheco, pidió destinar 25 de las plazas que serán sometidas a concurso durante el próximo sorteo de servicio social, el 26 de agosto.

“Nuestra solicitud intenta poner como prioridad aquellos centros que urgen de especialistas en diferentes áreas, para que aprovechen este mecanismo de dotación de profesionales y cubran las necesidades”, Luis Pastor, presidente del Colegio de Médicos.

Las consideran “plazas urgentes” en especialidades entre las cuales se encuentran Ginecología, Ortopedia, Cirugía General, Pediatría y Anestesia para lugares que, además, incluyen Guápiles (Limón) y San Carlos (Alajuela).

“Nuestra solicitud intenta poner como prioridad aquellos centros que urgen de especialistas en diferentes áreas, para que aprovechen este mecanismo de dotación de profesionales y cubran las necesidades.

"Se trata principalmente de centros de atención de salud fuera de la Gran Área Metropolitana, especialmente en la zona del Caribe”, explicó Pastor Pacheco.

Según el Colegio de Médicos, algunas de las plazas fueron ocupadas durante varios años por médicos graduados en el extranjero, quienes ejercían en Costa Rica con un permiso temporal del Colegio durante una crisis de especialistas declarada por el Ministerio de Salud.

El plazo de ese permiso caducó este año y no se renovó la autorización a los médicos mientras no ganaran el examen de equiparación de títulos para poder ejercer la profesión en el país.

El Ministerio de Salud, por medio de su oficina de prensa, explicó que la solicitud de plazas se realiza según criterios de necesidad.

Esta solicitud se plantea ante la Comisión de Servicio Social Obligatorio, que vela porque las plazas cumplan los requerimientos del Reglamento de servicio social obligatorio, para que se incorporen en el sorteo respectivo.

“En los casos en que la cantidad de especialistas inscritos no alcanza para satisfacer las necesidades, la Comisión prioriza según lo estipulado en el mismo reglamento”, aclaró Salud.

El sorteo del Servicio Social Obligatorio es una figura creada para lograr los objetivos básicos de un servicio social cuya prestación satisfaga necesidades sociales, institucionales y docentes, extendiendo los servicios de salud a la comunidad, como una forma de retribución del profesional a la sociedad.

El servicio social obligatorio para médicos especialistas es un año de trabajo en comunidades donde, por ubicación, nivel de desarrollo y condiciones de salud, es difícil contar con estos profesionales.

Inicialmente, era un requisito que solo debían cumplir los estudiantes de último año de carrera en Ciencias Médicas, como Medicina, Nutrición, Enfermería, Farmacia o Microbiología.

Una reforma del 2014 lo extendió a los graduados en especialidades y subespecialidades. Deben cumplirlo para que puedan ser inscritos como tales en el Colegio de Médicos y ejercer la especialidad.