Daniel Jiménez. 19 abril, 2020

La Comisión Nacional de Prevención de Riesgo y Atención de Emergencias cerró la semana con la distribución de 4.300 raciones de alimentos a familias de escasos recursos.

El operativo de ayuda humanitaria Enlace de Esfuerzos tiene el objetivo de asegurar la alimentación básica y la higiene de la población en comunidades de todo el país.

Las comunidades indígenas están entre las primera beneficiadas. Foto. CNE
Las comunidades indígenas están entre las primera beneficiadas. Foto. CNE

Este fin de semana, añadió la Comisión, se continuó con la distribución de alimentos a más de 3.000 familias indígenas. Los Comités de Emergencia de todas las provincias del país trabajaron en el acopio de los suministros.

“Para este lunes terminamos el primer operativo en territorio indígena. En San Pablo de Heredia se ha hecho un trabajo regional. Seguimos trabajando con los créditos locales. Aproximadamente unas 10.000 raciones se están distribuyendo en unos 30 cantones”, comentó Alexánder Solís, presidente ejecutivo de la institución.

Los diarios son distribuidos por los miembros de los comités municipales de emergencia con el apoyo de más de 1.300 choferes de instituciones gubernamentales.

Las instituciones que están vinculadas directamente con este proyecto son el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), la Cruz Roja Costarricense, el Cuerpo de Bomberos, el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y el Instituto de Desarrollo Rural (Inder).

La entrega del recurso alimenticio se da a los adultos mayores, familias en pobreza extrema, personas con discapacidad, población que ha visto afectada sus fuentes de ingreso por suspensión de contrato, por despido, o por la imposibilidad de ejercer actividades económicas, así como a familias aisladas que cuenten con una orden sanitaria emitida por el Ministerio de Salud.