Ángela Ávalos. 31 julio

La Caja volverá a comprar servicios privados de radioterapia, obligada por el crecimiento de la lista de enfermos de cáncer en espera de este tratamiento, de alrededor de 800 personas.

La institución informó en un boletín de prensa de que un equipo técnico trabaja en la elaboración del cartel para adquirir estos tratamientos.

“El diseño del cartel está a la espera del ajuste final para considerar los aspectos logísticos que deben definirse, pues la adquisición podría ser bajo la modalidad de compra directa de servicios o de alquiler de equipos”, informó la Caja.

En el país solo hay un proveedor privado de radioterapia. Se llama Radioterapia Siglo XXI, cuyo acelerador fue inaugurado en abril del 2015. Esa empresa antiguamente se llamó Radioterapia Irazú.

Desde 1999 y hasta el 2013, la CCSS le contrató a Radioterapia Irazú el tratamiento de hasta 700 pacientes por año.

Fernando Llorca Castro, hasta este martes presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), reconoció que se acude a esa medida debido a los problemas técnicos que ha acumulado la institución desde hace más de 10 años.

“No nos ha quedado otra opción que buscar alternativas fuera de la CCSS para garantizar la atención oportuna de los pacientes”, admitió Llorca.

La compra de servicios es una de las cinco medidas propuestas por la institución para aliviar temporalmente una nueva crisis en los servicios de radioterapia.

Randall López es uno de los pacientes que inició radioterapia con el acelerador lineal el 9 de julio, en el turno de la noche y madrugada. Foto: John Durán
Randall López es uno de los pacientes que inició radioterapia con el acelerador lineal el 9 de julio, en el turno de la noche y madrugada. Foto: John Durán

Desde el 9 de julio, los cuatro aceleradores lineales que funcionan en el Hospital México trabajan 24 horas seis días de la semana para desahogar la lista de espera y reducir los tiempos que los enfermos deben aguardar por esta terapia, los cuales superan los tres meses (lo recomendadado es no más de tres semanas, en la mayoría de los casos).

Esta crisis fue desencadenada, entre otras causas, por la falta de equipos de acelerador lineal (hay cuatro, se necesitan diez); y la salida de operación de la bomba de cobalto del Hospital San Juan de Dios, a mediados de junio, que obligó a trasladar a los pacientes de ese hospital al México.

Esta unidad de cobalto salió de operación tres años antes de lo previsto, según la CCSS.

Escenarios para atender crisis en Radioterapia
Escenarios para atender crisis en Radioterapia

Con la apertura de los servicios las 24 horas, se logró dar tratamiento a un centenar de pacientes en el último mes, informó la CCSS.

Además, se activó un plan de priorización de pacientes que contempla la programación de las emergencias.

(Video) Tratamiento de madrugada

“Estamos realmente satisfechos con las respuestas de los pacientes, pues ellos se han organizado con sus familias para asistir al tratamiento durante la madrugada, lo cual demuestra que el esfuerzo institucional y familiar hacen posible mejorar la atención en busca de oportunidad”, dijo Marjorie Obando, directora del departamento de Hemato-oncología del Hospital México.

De acuerdo con Obando, todos los cupos disponibles para dar tratamientos durante la noche y madrugada fueron cubiertos con pacientes que solicitaron ese horario y han cumplido con la asistencia.