Juan Lara Salas. 21 agosto
El centro de operación general de la red de monitoreo se localiza en la sede de la CCSS en San José. En la imagen, aparecen Olman Valverde Mendieta y Davis Muñoz Cárdenas, operadores de del sistema /Fotografía: Juan Fernando Lara S.
El centro de operación general de la red de monitoreo se localiza en la sede de la CCSS en San José. En la imagen, aparecen Olman Valverde Mendieta y Davis Muñoz Cárdenas, operadores de del sistema /Fotografía: Juan Fernando Lara S.

Con cámaras instaladas en pasillos, entradas y estacionamientos que están enlazadas a un centro de monitoreo electrónico en tiempo real, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) intenta mejorar la seguridad en sus hospitales y centros de salud.

El sistema de vigilancia representó una inversión de ¢1.000 millones y abarca tres módulos consistentes en las cámaras en los puntos clave, un control de alarmas y equipamiento para accesos en general y un sistema general de alarmas. Este tiene la capacidad de integrar un millón de alarmas desplegadas.

Gerardo León Solís, jefe de Investigación y Seguridad de la CCSS, explicó que actualmente hay 40 establecimientos enlazados a un centro general de monitoreo, pero la meta es llegar a 1.300 en dos años.

La red completa, cuando concluya la incorporación de sitios, alojaría 1.500 cámaras de vigilancia capaces de mantener registros de las situaciones presentadas.

El propio centro de monitoreo general opera 24 horas, siete días a la semana, con criminólogos e ingenieros informáticos. Está ubicado en el edificio central de la Caja, en San José.

Entre los establecimientos donde funciona el sistema de vigilancia están los hospitales San Juan de Dios, Calderón Guardia, Ciudad Nelly, William Allen (Turrialba), Hospital Psiquiátrico Roberto Chacón Paut, Guápiles, Tony Facio (Limón), Escalante Pradilla (Pérez Zeledón), parte del Hospital de Niños y Clínica Marcial Fallas (Desamparados).

El sistema permite observar en tiempo real lo que ocurre en esos sitios desde un centro de monitoreo central, el cual, a su vez, enlaza con otros centros de vigilancia locales.

De esos 40 establecimientos actualmente en la red de monitoreo, 30 poseen centros propios también ahora enlazados entre sí.

(Video) CCSS lanza red de seguridad para sus establecimientos

Zonas de mayor riesgo

Rónald Lacayo Monge, gerente administrativo de la CCSS, explicó que se priorizó la instalación de estos equipos en centros de atención de mayor riesgo y donde se han dado actos de violencia, como el centro de Limón, Guápiles; así como Desamparados y otros puntos de San José.

Por ejemplo, en el Hospital Tony Facio en Limón hay 164 cámaras, incluidas algunas que captan señales de calor para vigilancia nocturna.

Según León Solís, encargado de seguridad de la CCSS, desde la instalación de cámaras en estos sitios han percibido una visible caída en la incidencia de ilícitos.

“El hecho de que una persona vea estas cámaras y que sepa que existen alarmas instaladas, sirve como elemento disuasorio y contribuye a que sean menos los hechos. Han disminuido, por ejemplo, las tachas de vehículos, el robo de artículos personales, situaciones de violencia; entre otras”, comentó León Solís.

Para el funcionario, además de proveer seguridad a la población en estas instalaciones, los equipos permiten disponer de registros útiles como evidencia para las autoridades que corresponda, en caso de que se requiera comprobar o descartar acciones.