Patricia Recio. 22 junio
Decenas de pacientes, incluso de servicios crónicos, perdieron citas y tratamientos en la última huelga.
Decenas de pacientes, incluso de servicios crónicos, perdieron citas y tratamientos en la última huelga.

Ante el anuncio de los sindicatos de paralizar servicios el próximo lunes, las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) dijeron estar preparadas para que el movimiento afecte lo menos posible a los pacientes.

Ronald Lacayo, gerente administrativo de la Caja, dijo que desde el domingo los centros médicos de todo el país activarán un protocolo de emergencia para reducir la pérdida de citas, cirugías o cualquier otro procedimiento programado.

Lacayo afirmó que cuentan con margen de abastecimiento de diferentes insumos para que la atención no se vea afectada, además se activó el centro de control de operaciones en el cual participan todas las gerencias de la Caja.

La CCSS, anunciaron, también buscará la declaratoria de ilegalidad del movimiento.

Este viernes, el presidente de la institución Fernando Llorca, envió una circular a las gerencias con las indicaciones para el funcionamiento del lunes y con una solicitud a los trabajadores para que den los servicios.

Los sindicatos convocaron el movimiento para este 25 de junio, al considerar que faltó apertura al diálogo por parte del gobierno de Carlos Alvarado en torno a medidas contra el déficit fiscal.

Estas organizaciones se oponen al proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que actualmente se discute en el Congreso.

Además piden mejoras en los cálculos de ajuste salarial.

Los representantes de los sindicatos anunciaron que además de los servicios de salud, también se paralizarían lecciones en escuelas y colegios de todo el país. Además dijeron tener el apoyo de trabajadores municipales, del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y Acueductos y Alcantarillados.

El movimiento anterior, realizado el pasado 25 de abril, provocó la suspensión de la totalidad de servicios del tren en horas de la mañana, además cerca del 90% de estudiantes del país no recibieron lecciones y solo en el Hospital México se perdieron más de 1.500 citas y unas 65 cirugías.