Carlos Láscarez S.. 19 junio, 2018
Jeilan Kadeen Wilshire Brown, de 24 años falleció la noche del domingo tras su ingreso al Hospital Tony Facio de Limón. Había sido baleado luego de un pleito dentro de un bar. Foto Raúl Cascante
Jeilan Kadeen Wilshire Brown, de 24 años falleció la noche del domingo tras su ingreso al Hospital Tony Facio de Limón. Había sido baleado luego de un pleito dentro de un bar. Foto Raúl Cascante

Con la objetivo de evitar riñas como la ocurrida la noche del domingo en el Hospital Tony Facio de Limón, en la que se enfrentaron familiares de una víctima y de un presunto agresor, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) estableció un protocolo para la atención de situaciones conflictivas.

En el procedimiento de atención se contará además con el apoyo de oficiales del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), quienes se desplazarán a los centros de salud luego de que sean alertados.

Gerardo León Solís, jefe del Área Investigación y Seguridad Institucional de la CCSS, manifestó que el procedimiento busca definir las acciones a seguir en caso de recibir personas heridas por arma de fuego, personas privadas de libertad heridas y eventos de alto riesgo en los servicios de emergencia.

"Este procedimiento permitirá agilizar y sistematizar las acciones que se deben seguir, principalmente, en aquellos hechos derivados de atentados contra la vida y conflictos entre grupos delictivos organizados", aseveró León.

El funcionario añadió que en "estos hechos existe un alto riesgo de que la violencia y las agresiones afecten o persigan a las víctimas dentro de los centros de atención hospitalaria"; además de que afecten al personal de emergencias médicas y a los usuarios de los centros médicos.

En cuatro puntos específicos

El protocolo a seguir establece que se alertará cuando se recibe en los servicios de emergencia un paciente herido por arma de fuego, sin que haya existido intervención de un cuerpo de emergencia.

También cuando se brinda atención a un herido por arma de fuego en un hecho que fue reportado directamente al Sistema de Emergencias 9-1-1.

Además si es generado en los servicios de emergencias, ya sea por amenaza, por una persona violenta, un conflicto entre bandas o grupos de crimen organizado hacia un paciente ingresado en el servicio de emergencia y otros que atenten la seguridad de los funcionarios o asegurados.

Otro aspecto es cuando se traslada a un privado de libertad considerado de alta peligrosidad o de riesgo por parte de las autoridades competentes.

Daniel Calderón Rodríguez, director general de la Fuerza Pública, expresó que "dada la realidad que vive el país en materia de seguridad es muy importante para nosotros establecer esa alianza con la Caja, que se va traducir en una mejor coordinación para garantizar la seguridad de los usuarios de servicios médicos en todo el país".

En la iniciativa se contará con la participación de la Central de Radiocomunicaciones de la CCSS, el Servicio de Emergencias 9-1-1, los efectivos de la Fuerza Pública y los funcionarios de los propios establecimientos de salud en cada caso.

En la elaboración del procedimiento se trabajó con personal de seguridad y emergenciólogos de la entidad y funcionarios de la Dirección de Operaciones del Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

Este es de acatamiento obligatorio para los trabajadores de la seguridad interna de los establecimientos de salud adscritos a la institución y a los policías de la Fuerza Pública.

En el pasado también se han atendido situaciones de emergencia en el Hospital San Juan de Dios y el Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) de Desamparados.