Ángela Ávalos.   30 julio
Ver más!

¿Quiere comprar a crédito un televisor y le piden un reporte salarial de la Caja? ¿O está pensando en solicitar un préstamo al banco y le solicitan un historial de salarios ?

Olvídese del papel. A partir del 19 de agosto, esos reportes que muy usualmente piden entes financieros, comercios de línea blanca y hasta instituciones del Estado, como el IMAS o el Banvhi, serán digitales.

En otras palabras, ya no será necesario que usted invierta tiempo y dinero en desplazarse hasta las oficinas centrales de la Caja o a una de sus 81 sucursales en todo el país, y pegarse a una fila frente a una ventanilla para que le impriman el documento.

A partir del 19 de agosto, las personas no tendrán que desplazarse hasta el edificio central de la CCSS o sus sucursales en todo el país para solicitar reportes de incapacidades o historial de cotizaciones. Foto: Archivo/Melissa Fernández

Incapacidades, órdenes patronales, historial de cotizaciones o afiliaciones al seguro son parte de los ocho reportes que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) digitalizará a partir de agosto.

El paso del papel a un código verificador que lo lleva directamente al documento en PDF en la oficina virtual de la Caja, también incluye el historial de aportaciones, exoneraciones, la historia de vida laboral, y el retiro del fondo de capitalización laboral (FCL).

"Este es un paso hacia una plataforma única para tener acceso a todos los servicios y que además sea segura. En esa línea, nos interesa fortalecer el ingreso de las personas a esa oficina virtual. Estamos aumentando la oferta de servicios digitales.

Ver más!

“La mayoría de personas tiene celular y no todas desean desplazarse físicamente a una unidad de la institución porque, en algunos casos, hay distancias considerables. Además, estamos buscando reducir el gasto en papel. Estamos virtualizando todo lo que podamos”, explicó el director del Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere), Luis Rivera Cordero.

El único requisito es registrarse en la oficina virtual de la Caja. Ahí se pueden solicitar los diferentes tipos de reporte.

Esta oficina virtual, a la cual se puede llegar desde el portal de la Caja, entregará a la persona un código verificador, que es el que después presenta ante la institución o comercio que se lo pida; por ejemplo, un banco.

Ver más!

“Ese comercio, banco o institución, por medio de una sencilla forma de registro en la página de la CCSS, también tendrá acceso al código verificador que le entrega la persona. Con ese código, se consulta el reporte en versión PDF”, explicó Susana Ureña Alvarado, jefa del Área de Registro y Control de Aportes, del Sicere.

La orden patronal en papel no existe desde el 1.° de enero del 2017. Los reportes de órdenes patronales ahora también serán digitales. Foto: Abelardo Fonseca

Ese código verificador tiene vigencia de dos meses. Luego de ese plazo, se tiene que gestionar otro en la misma oficina virtual.

Todos estos procedimientos, aseguró Rivera, tienen altos niveles de seguridad pues, entre otras cosas, elimina la alteración de documentos, una causa de consulta frecuente en la institución.

Ver más!

Además de ahorrar tiempo y dinero a las personas en esos desplazamientos, la institución pretende disminuir sus gastos en papel: 104.000 reportes de papel al mes; más de 1,2 millones al año o, lo que es lo mismo, unos cuatro millones de hojas.

La Caja, al mismo tiempo, busca aumentar el número de trabajadores que se afilien a la oficina virtual. Actualmente, 850.000 tienen acceso a ese servicio.

Muy solicitados

Casi la mitad de todas las personas que llegan a una oficina administrativa de la Caja lo hace en busca de alguno de esos reportes.

Entre los más solicitados están el de cotizaciones y el historial de salarios, muy demandados por entidades financieras y comercios que venden aparatos de línea blanca a crédito.

Todavía hoy, una persona llega al comercio, donde le piden el reporte, y debe ir a la sucursal o a las oficinas centrales de la Caja a sacar el reporte.

“Nosotros atendemos mensualmente 150.000 personas en nuestras oficinas, y de ellas un 47% (70.000) vienen para cumplir esos trámites (sacar reportes de algún tipo)”, confirmó Ureña Alvarado.

El ingreso a la oficina virtual, informó la CCSS, puede ser con firma digital. Para quienes son menos duchos en la parte tecnológica, la institución todavía les ofrece la posibilidad de ir a cualquier sucursal y solicitar el acceso con solo presentar el documento de identificación.

Este tipo de trámites son de solicitud frecuente en el área financiera y comercial para proceder con créditos, bonos de vivienda, compras a plazo y seguros.

Según Susana Ureña Alvarado, el tema de asignar un código verificador tiene su historia.

“El reporte de salarios es un reporte muy demandado. Se ha prestado para que se cometan delitos. Esta es una forma que le da garantía a la entidad de que está consultando un documento válido”, explicó la funcionaria.

Ver más!

Según Rivera, quien ingrese a validación de documentos digitales es porque tiene al interesado ahí. “La consulta es solo de validación del documento. Para las empresas que verifican la orden patronal, este nuevo proceso no va a significar ningún problema”, aseguró el director del Sicere.

Dentro de los beneficios que se han visualizado es la portabilidad de la información: lo único que se presenta es un código y esto le garantiza al ciudadano el correcto uso de sus datos y que no se presten a falsificaciones.

La digitalización de estos ocho tipo de reportes se suma al paso hacia la orden patronal digital, la receta electrónica, la eliminación del uso del carné y hasta la incorporación de la huella dactilar y los rasgos faciales como sistema para facilitar la identificación de los asegurados.

Para la atención directa del paciente, la CCSS inició hace casi un año con la implementación del Expediente Digital Único en Salud (EDUS), conectando por primera vez a todos los niveles de atención: desde Ebáis hasta hospitales nacionales.