Ángela Ávalos. 24 febrero
“Los alajuelenses pueden esperar de mi compromiso, responsabilidad y liderazgo. Seré la primera en la fila para ponerme a trabajar”, asegura Karen Rodríguez Segura, la nueva directora médica del Hospital San Rafael. Foto: CCSS
“Los alajuelenses pueden esperar de mi compromiso, responsabilidad y liderazgo. Seré la primera en la fila para ponerme a trabajar”, asegura Karen Rodríguez Segura, la nueva directora médica del Hospital San Rafael. Foto: CCSS

La médica alajuelense Karen Gabriela Rodríguez Segura, de 35 años, asumió este 24 de febrero las riendas de un hospital en crisis, el San Rafael de Alajuela.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) la nombró como directora interina de ese centro de salud, luego de un proceso en donde participaron 31 candidatos, 14 de los cuales reunían los atestados suficientes para competir en la carrera final por el puesto.

El director de la Dirección de Red de Servicios de Salud, Eduardo Cambronero Hernández, confirmó a La Nación que Rodríguez sustituirá a quien por varias décadas dirigió ese hospital, Francisco Pérez Gutiérrez, médico que se pensionó a finales del 2019.

La funcionaria, como manda la normativa institucional, estará inicialmente a prueba los próximos tres meses.

“Es una médica que tiene especialidad y una maestría en Administración de Servicios de Salud. Su principal eje de trabajo desde el 2016, ha sido en el hospital Carlos Luis Valverde Vega, en San Ramón, en donde se desempeñó como jefe de servicio y sustituyó parte de las ausencias del director. Forma parte del actual equipo de acompañamiento”, explicó Cambronero, en referencia al proceso que ordenó la Gerencia Médica en ese hospital, desde el 2 de diciembre.

Cambronero, quien fue el encargado directo de seleccionar a Rodríguez, reconoció que parte del espíritu con el que se persigue es inyectarle un nuevo estilo de gestión al hospital de Alajuela, más proactivo que reactivo, que fue la forma como, según él, se administró el hospital en las últimas décadas.

"Lo que interesó fue su conocimiento en estas áreas técnicas específicas que debe dominar un director, y las habilidades blandas, necesarias para administrar ese hospital en sus actuales circunstancias, pues tendrá que enfrentar el conflicto laboral y armar equipos de trabajo”, sostuvo Cambronero.

El gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz Cubillo, dijo que la intención es inyectar sangre nueva a un hospital considerado clave en la red de servicios. Calificó a Rodríguez como una médica competente y con nuevas ideas.

El Hospital San Rafael de Alajuela ha sido en los últimos años escenario de una crisis crónica en la calidad y oportunidad de sus servicios, la cual explica la decisión tomada en diciembre anterior por la Gerencia Médica: nombrar un equipo de acompañamiento para mejorar la gestión administrativa y de atención de ese centro de salud.

En un boletín de prensa de la CCSS, la nueva directora médica reconoció el reto.

"Estar ahora en un hospital regional el reto es mayor, habla de integración, habla de trabajar con áreas de salud y con los hospitales periféricos que son parte de la región, habla de ser líderes regionales. El reto es grande y el compromiso es aún mayor y con la convicción de que sí podemos y que tenemos como hospital, la capacidad para lograr grandes cosas”, prometió.

Recientemente, una auditoría de la CCSS descubrió que ese hospital desperdició, solo en el primer semestre del año pasado, 16.000 citas médicas, mientras cientos de alajuelenses deben esperan años por atención.

Esas citas corresponden a cupos que dejaron vacíos (alrededor de 6.000), consultas perdidas con especialistas (9.356) y horas de agenda no utilizadas (1.751 horas, o alrededor de 200 días), todos considerados fallos graves en la gestión de ese centro médico, entre muchos otros descalabros hallados en la investigación.

Los problemas obligaron a la Gerencia Médica a ordenar el “acompañamiento” para enderezar el rumbo de la gestión administrativa y médica en uno de los hospitales regionales más importantes del país.

Una escena recurrente en Emergencias del hospital de Alajuela: pacientes en pasillos o con varios días esperando un espacio de hospitalización sentados en incómodas sillas. La imagen es del 2015, pero no es muy diferente a la de días recientes. Foto: Archivo
Una escena recurrente en Emergencias del hospital de Alajuela: pacientes en pasillos o con varios días esperando un espacio de hospitalización sentados en incómodas sillas. La imagen es del 2015, pero no es muy diferente a la de días recientes. Foto: Archivo

El Hospital San Rafael de Alajuela celebró el año pasado, los 15 años de haber estrenado nuevas instalaciones. El viejo inmueble quedó en el centro del cantón destinado a oficinas administrativas de la Caja.

Los alajuelenses esperaron 22 años el cumplimiento de la promesa de un nuevo centro médico, el cual fue gestado bajo la sombra de la extinta Gerencia de Modernización de la CCSS, la misma vinculada a los préstamos español y finlandés que tantos dolores de cabeza dieron al país a inicios del 2000.

El hospital, según se supo después, nació agotado, con poca capacidad instalada para la demanda creciente de la provincia, y con problemas serios en servicios claves, como Nutrición, que fueron registrados por la prensa.

En los últimos años, la crisis en el servicio de Emergencias, los largos plazos de espera y la seguidilla de recursos de amparo han sido la tónica, alimentados por fallos en el manejo que terminaron de ser corroborados por el informe de Auditoría Interna.