Salud

Vacunatorio interrumpió labor por altercado con usuarios que estarían armados

Grupo que esperaba recibir la dosis reaccionó molesto porque este viernes se entregaron menos fichas; hecho se registró en instalaciones de Universidad de San José

Un vacunatorio instalado en las Universidad de San José, en San Francisco de Dos Ríos, interrumpió sus labores este viernes, por un altercado con usuarios molestos por la cantidad de dosis disponibles, confirmó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El director de Coopesana, Esteban Medina Montero, explicó que se activó el protocolo de emergencia, luego de que tuvieran noticia de que entre el grupo de quejosos había personas armadas.

“No iba a esperar a que pasara algo”, expresó el funcionario al justificar la decisión del cierre del vacunatorio, adscrito al Área de Salud San Francisco- San Antonio.

De inmediato, añadió Montero, dieron aviso a la Fuerza Pública.

Según la información de la oficina de prensa de la Caja, ante la presencia de los oficiales, las personas se dispersaron y la situación no pasó a más.

El director del centro de salud explicó que la reducción de dosis se dio porque el martes tuvieron una gran afluencia de personas, por lo que utilizaron 100 vacunas adicionales al plan inicial.

De ahí que el fármaco disponible para este viernes fuera menor y solo se entregaran 198 fichas.

La situación no fue recibida por los usuarios que hacían fila, quienes reclamaban que se aplicaran 300, como había ocurrido días atrás.

Una de las médicas del lugar, identificada solo como de apellido Quesada, detalló que el altercado se dio a las 8 a. m. cuando comenzaron a entregar las fichas.

“Cuando terminamos de repartir las fichas y se le explicó a la población que ya por hoy no había más espacios para vacunas porque no tenemos dosis, se enojaron y vinieron y se amotinaron aquí a la entrada de la universidad y empezaron con agresiones (...) Uno de ellos estaba armado, no amenazó, en ningún momento sacó el arma, los otros fueron con agresiones contra la malla y verbal, nosotros pusimos el candado y nos fuimos”, dijo la médica.

Con la presencia de la Fuerza Pública fue posible reabrir para retomar la vacunación a los que lograron conseguir ficha.

Posteriormente, una unidad de la Policía Municipal se mantuvo en el lugar para garantizar el orden durante la jornada.

Quesada dijo que esta semana se tenían 1.200 dosis, las cuales se aplicaron en su totalidad.

La Caja recordó que las áreas de salud programan la aplicación de dosis, según la disponibilidad.

“Las jornadas de vacunación se han mantenido continuas y el avance depende de la cantidad de vacunas que ingresen cada semana al país, las cuales se distribuyen entre 105 áreas de salud y centros vacunatorios coordinados por hospitales”, agregaron.

Esta misma semana, se requirió la intervención policial en Paraíso de Cartago, con el fin de frenar la venta de cupos para vacunación, situación que generaba molestias entre quienes hacían fila por largas horas y eran adelantados por lo que compraban espacios.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.