Salud

CCSS adquiere de emergencia 10 millones de mascarillas para cuatro meses

Contraloría autoriza compra por $1,6 millones. Entidad afirma que comenzó dos procedimientos, pero atrasos lo obligan a buscar contrato directo ante riesgo de desabastecimiento

Profesionales del Centro Nacional de ECMO del hospital Rafael Ángel Calderón Guardia (HCG), trasladaron un paciente de 27 años que se encontraba hospitalizado en el Enrique Baltodano Briceño de Liberia en condición delicada.

Diez millones de mascarillas más serán adquiridos de emergencia por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para la atención de la pandemia de covid-19.

La Contraloría General de la República autorizó la compra directa del equipo de protección personal por $1,6 millones para abastecerse de ese insumo por cuatro meses, según se informó la tarde de este miércoles.

De acuerdo con la Caja, para el 15 de abril mantenía existencias de 1.460.741 unidades en las bodegas del Área de Almacenamiento y Distribución, que implicaban una proyección de abastecimiento de 1,74 meses considerando una demanda promedio mensual de 838.743 unidades.

La adquisión ocurre en momentos en que se incrementan las hospitalizaciones por la covid-19, y todos los centros médicos habilitan camas para estos pacientes.

Según la CCSS, desde meses atrás se inició un proceso ordinario de compra (no de emergencia) que está en gestiones en la Junta Directiva, luego tomaron la decisión de comenzar otro procedimiento mediante el Sistema de Compras Públicas (Sicop), que está en la etapa de recepción de ofertas.

No obstante, en el segundo toparon problemas en la “interface entre el Sistema Gestión de Suministros (Siges) y el Sicop, razón por la cual desde el 8 de marzo de los corrientes que se incluyó la solicitud de la contratación se realizaron gestiones para solventar los inconvenientes originados y de ahí deviene el retraso en el inicio del procedimiento de compra”.

Debido a los atrasos y a la importancia de estos dispositivos para la labor de los trabajadores hospitalarios y de áreas de salud, optaron por solicitar esta contratación de manera directa al oferente y oferta idónea de mascarillas médicas descartables. Cada mascarilla tiene un costo de $0,168 (ciento sesenta y ocho centavos de dólar).

La Contraloría autorizó la contratación con una serie de advertencias, entre ellas, avisar a todas las unidades de esta compra desde el nivel central para asegurar un buen uso de recursos públicos, así como incluir la información en su sitio web para garantizar transparencia ante la ciudadanía.

Por supuesto, recuerda del deber de “velar objetivamente por la selección de la mejor oferta, porlo que esa selección deberá estar sustentada en parámetros técnicos y jurídicos que permitan que se disponga con los bienes que se adquieren, con la calidad requerida y de manera oportuna”.

Actualmente, la misma Caja, así como la Fiscalía investigan eventuales anomalías en compras de mascarillas registradas a inicios de la pandemia.

También la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa realizó una pesquisa sobre la cual elabora un informe.

De hecho, todas esas complicaciones llevaron a la entidad a informar en setiembre que desistiría de compras de emergencia y utilizaría el Sicop.

Irene Vizcaíno

Irene Vizcaíno

Editora de Sociedad y Servicios Públicos. Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva. Tiene una maestría en Periodismo y una licenciatura en Derecho.