Salud

Casa por casa, empresa por empresa, CCSS rastrea y vigila avance de covid-19 en zona norte

Institución desarrolla la más fuerte intervención para contener avance de nuevo coronavirus en territorios que están en alerta naranja por pandemia

Casa por casa, empresa por empresa, equipos de inspección y salud de la Caja realizan desde hace dos semanas un intenso operativo sanitario en la zona Huetar Norte, el más grande que ha hecho la institución en esos territorios y uno de los más importantes en un cordón fronterizo por la pandemia.

En las zonas de altísimo riesgo se realizan entre 100 y 150 pruebas diarias. Esta forma de trabajo, informó la CCSS, ha permitido la detección temprana de casos y una contención de la propagación.

Las labores de inspección sobre el estado de aseguramiento también han permitido detectar centenares de peones agrícolas sin seguros: 426 hasta el 15 de junio, según los datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) brindados a esa fecha.

“El objetivo es identificar a pacientes con signos y síntomas de enfermedad respiratoria con sospecha de covid-19, con la finalidad de disminuir el riesgo de contagio, detectar los grupos de contagio y acelerar la atención oportuna si comienza a desarrollar síntomas antes de complicarse a punto de gravedad.

“La meta es evitar, todo lo posible, la propagación en la comunidad en el escenario donde la transmisión de la enfermedad ocurre sin conocerse la fuente de la infección”, informaron las autoridades de esa institución en un comunicado de prensa.

En la zona Huetar Norte hay distritos y cantones que se encuentran en alerta naranja porque han registrado un aumento sostenido de casos en las últimas semanas. Ahí se ubican Upala, Los Chiles y Pococí.

Los principales encargados de realizar este barrido son los técnicos de atención primaria en salud o Ataps, que trabajan en los Ebáis de la zona. Este personal es el responsable de la detección temprana de enfermos y de su seguimiento.

Esto, según la CCSS, ha evitado hasta la fecha la propagación masiva del nuevo coronavirus.

María José Centeno Córdoba, enfermera que integra uno de estos equipos, calificó la intervención como la más grande hecha hasta ahora por la institución en términos del despliegue de los equipos de salud en la zona.

“Podíamos esperar a ver qué pasaba o podíamos hacer una intervención más rápida de lo que se expande el virus y, al parecer, hemos podido hacerlo hasta ahora”, explicó la enfermera.

Según informó la CCSS, entre el 15 y el 19 de junio detectaron casi un 30% de los peones agrícolas sin seguro en la zona norte. Estas personas carecían de protección para los riesgos de enfermedad, maternidad, y de la provisión para una futura pensión.

En ese momento, se detectaron 426 personas de las 1.566 visitadas, informó el gerente médico de la Caja, Mario Ruiz Cubillo. De esas 426 personas sin ningún tipo de seguro, 233 son costarricenses y 193 de otras nacionalidades.

Según informó la CCSS, los ocho puntos que integran la estrategia que ha permitido contener el avance de la enfermedad en esta parte del territorio son:

1. Anillos de contención, laboral y domiciliar.

Todos los contactos de cada caso han sido investigados. Esa investigación va más allá de la casa. Incluye la toma de muestras en sitios de trabajo, lo cual ha permitido encontrar personas asintomáticas pero infectadas.

2. Tamizaje en la comunidad.

Realización de pruebas para detectar la presencia del virus en personas asintomáticas. Esto ha permitido aislar comunidades donde nadie sale y si alguien entra, recibe instrucciones del nivel de riesgo y sobre cómo protegerse. El personal hace un seguimiento activo de casos y contactos y de terceros.

3. Seguimiento activo de casos y contactos y de terceros.

Seguimiento uno a uno a los contactos de los casos y visita presencial para garantizar que el abordaje comunal es integral y completo. El monitoreo lo realizan equipos de la salud capacitados en covid-19.

4. Operativo interinstitucional, inspección de fincas y empresas agrícolas.

Personal de las sucursales visitan fincas para revisar las condiciones de aseguramiento de los trabajadores. Estas visitas se hacen con el Ministerio de Salud, Fuerza Pública y Policía de Migración.

5. Vigilancia y educación en establecimientos de salud.

Cumplimiento de todos los protocolos de prevención y detección de casos en los Ebáis de la zona.

6. Tamizaje a transportistas.

En varios puestos de control sobre la carretera se hacen pruebas a los transportistas y se les da seguimiento para saber cuál es la localización si alguna prueba llegara a estar positiva.

7. Estrategia de educación y control de puntos de entradas en comunidades con focos activos de alta incidencia.

En coordinación con Fuerza Pública, se instalan puestos de entrada y salida de los pueblos donde hay mayor número de casos, para avisar a los que ingresan la necesidad de elevar la percepción del riesgo y que sepan cómo actuar para protegerse.

8. Coordinación en red para contención epidemiológica.

La comunicación en red es básica para mantener la vigilancia y el control.

Según el reporte del Ministerio de Salud para este 24 de junio, Costa Rica acumula 2.515 enfermos con 147 casos nuevos registrados en las últimas 24 horas.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.