Salud

‘Calles para la vida’ aboga por límite de 30 km/hora donde convivan peatones, ciclistas y conductores

Iniciativa crea las llamadas ‘Zonas 30′ con la intención de reducir el riesgo de accidentes de tránsito y de lesiones graves a víctimas de atropello

Transitar con más seguridad en las rutas urbanas, de barrios y comunidades del país, podría ser una meta no muy lejana, de prosperar una iniciativa para reducir a 30 km/hora la velocidad máxima de conducción en esas zonas.

La propuesta forma parte de ‘Calles para la vida’, cuyo propósito mayor es reducir los accidentes de tránsito, así como las muertes y lesiones asociadas en calles donde conviven conductores, peatones y ciclistas.

El anuncio se hizo al concluir una semana en la que, en todo el mundo, se realizaron actividades para celebrar la Seguridad Vial, considerada un objetivo de salud pública a alcanzar.

En Costa Rica, organizaciones como el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), el despacho de la primera dama, varias municipalidades, y las agrupaciones ciudadanas Aconvivir, ChepeCletas y Automóvil Club de Costa Rica, impulsan esa y otras propuestas.

Las personas que se sientan identificadas con el movimiento pueden manifestarlo con su firma en una carta abierta dirigida a las municipalidades y al Gobierno, solicitando políticas a favor de las llamadas ‘Zonas 30′ en los cascos de las ciudades. Esto lo pueden hacer mediante el sitio: www.unroadsafetyweek.org/es

Esta recolección de firmas también se realizará, cumpliendo con los protocolos sanitarios, en la feria del agricultor de Curridabat, este sábado 22 de mayo, en la mañana.

Edwin Herrera, director del Cosevi, explicó que han venido aplicando políticas para pacificar las carreteras.

“El Consejo de Seguridad Vial tomó la iniciativa de generar conectividad a través de ciclovías. Vamos a generar una desde Pavas, que se conectará con la de San Pedro y Curridabat”, adelantó Herrera.

En esta iniciativa, dijo, se incluirá a la Municipalidad de Desamparados. Los proyectos incluyen hacer más amplios los espacios donde transitan peatones.

La reducción de la velocidad permite un mayor control del vehículo y facilita que se detenga con más tiempo de anticipación a un accidente. También, está comprobado que reduce sustancialmente las lesiones en víctimas de atropello.

Daniel Coen, presidente del Automóvil Club de Costa Rica, reiteró el apoyo a esta iniciativa pues, según dijo, está demostrado que se disminuye el impacto de los accidentes de tránsito en la población.

“Es importante limitar a 30 km/hora donde se mezclen peatones y vehículos. Se ha demostrado que el riesgo de morir para un peatón y un ciclista aumenta exponencialmente cuando los vehículos involucrados circulan a más de 30 km/hora. Por eso, pedimos que se limite la velocidad máxima en centros urbanos”, solicitó Coen.

Actualmente, la velocidad máxima en zonas urbanas es de 40 km/hora, mientras que frente a escuelas y hospitales es 25 km/hora.

La Municipalidad de Curridabat es una de las más interesadas en la propuesta. Su alcalde, Jimmy Cruz, dijo que este cantón es uno de los más urbanos, afectado por el tránsito vehicular que lo atraviesa.

“Hemos hecho esfuerzos importantes para dotar al cantón de espacios cada vez más seguros. Estamos comprometidos en invertir este año en esos espacios. Nuestros peatones son, principalmente, adultos mayores y estudiantes”, dijo Cruz.

Esa municipalidad impulsa las Zonas 30 con intervenciones de urbanismo para que, dentro de los barrios, los automóviles circulen a no más de 30 km/hora, una velocidad que, según dijo el alcalde, promueve una convivencia pacífica de las vías.

Cruz prometió para el segundo semestre de este año la intervención de las ciclovías. Según dijo, el interés también es incentivar estos medios de movilización entre los vecinos.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.