Presupuesto fue presentado este martes a la Contraloría General República

Por: Patricia Recio 19 noviembre, 2013

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) presentó este miércoles a la Contraloría General de la República su presupuesto para el próximo año, el cual asciende a ¢2,7 billones (millones de millones). De esa cantidad, un 60,5% será para la atención del seguro de enfermedad y maternidad.

Los vecinos de Curridabat serán atendidos en la Clínica Carlos Durán, de acuerdo con un plan de contingencia que activó la CCSS. | PABLO MONTIEL
Los vecinos de Curridabat serán atendidos en la Clínica Carlos Durán, de acuerdo con un plan de contingencia que activó la CCSS. | PABLO MONTIEL

La presidenta de la institución, Ileana Balmaceda, aseguró que el 34,9% de ese presupuesto se empleará en los requerimientos del régimen de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), y el 4,6% para el pago de pensiones del régimen No Contributivo.

El plan incluye una inversión de ¢28.577 millones en equipo, ¢43.629 millones para infraestructura y ¢25.718 para mantenimiento.

Según la presentación realizada esta mañana, la Caja planea invertir más de ¢303.000 millones en el primer nivel de atención (Ebáis y Áreas de Salud), ¢391.350 millones en el segundo (hospitales regionales y periféricos) y ¢446.476 millones en el tercer nivel (hospitales nacionales especializados).

La institución calcula que la inversión en medicinas y equipos médicos rondará los ¢158.418 millones, mientras que para capacitaciones se presupuestaron ¢1.473 millones.

Los hospitales con mayor presupuesto serán el San Juan de Dios, el Calderón Guardia y el México.

Tanto Balmaceda como el gerente financiero de la CCSS, Gustavo Picado, dijeron que para el próximo año se mantendrán las medidas relacionadas con la optimización de recursos y se continuará con la gestión cobratoria.

Las autoridades de la Caja destacaron que en 2014 no se trasladarán facturas del 2013 pues el presupuesto fijado servirá para financiar las necesidades que se tendrán en ese período.

Balmaceda añadió que, por segundo año consecutivo, la institución cerrará el año con una posición de equilibrio financiero. Incluso, se tienen las reservas para pagar el salario escolar y cumplir con las obligaciones institucionales.