Ángela Ávalos. 17 junio

El bebé prematuro infectado con el virus de la influenza ya fue desconectado del tubo por medio del cual lograba respirar y se encuentra más activo y estable, informó el Hospital San Juan de Dios.

Este niño, quien nació a las 33 semanas de gestación, fue infectado por su mamá con el virus que produce la gripe y ha permanecido hasta ahora en la Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal de ese centro de salud.

“El bebé va evolucionando más satisfactoriamente. Hoy (lunes para los lectores), le pudimos quitar el tubo endotraqueal, que es la ventilación invasiva. Ahorita sigue con un ventilador que le apoya de forma no invasiva, lo cual es una buena señal pues también está tolerando la alimentación oral.

“Todavía faltan un par de días para saber si está libre de cualquier complicación”, aclaró Roberto Araya, jefe del servicio de Neonatología del San Juan de Dios.

Este bebé es una de las víctimas más jóvenes de un pico de virus respiratorios que afecta a todo el país desde hace varias semanas.

El 10 de junio, el Hospital Nacional de Niños confirmó la muerte de un bebé de un año y una niña de 12 debido al virus influenza tipo A.

La directora de ese hospital, Olga Arguedas Arguedas, informó de que este lunes los servicios de internamiento estaban totalmente llenos en los espacios destinados a pacientes con infecciones respiratorias agudas graves (IRAG).

“Hoy, la situación está un poco más estable en el servicio de Emergencias, pero esto podría cambiar de un momento a otro. En el laboratorio, seguimos corroborando circulación simultánea del virus respiratorio sincicial y de influenza”, informó la médica.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) reiteró el llamado a vacunarse contra la influenza y a reforzar la higiene de manos y la práctica del protocolo del estornudo y el tosido.

Especialmente, apeló a que todas las embarazadas acudan a vacunarse para reducir las complicaciones durante el embarazo, parto y posparto.

En un comunicado de prensa, especialistas de esa institución recordaron que durante el embarazo la mujer es más vulnerable a sufrir infecciones, en virtud de que muchas veces tienen las defensas bajas y por lo tanto es conveniente tomar medidas de protección como la vacunación.

Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS y Leandra Abarca, coordinadora del programa de Inmunizaciones, señalaron que se trata de una opción que brinda la institución y que está disponible en todo el territorio nacional.

FUENTE: CCSS. DISEÑO/LA NACIÓN.

En la campaña nacional de vacunación 2019, que se inició el 10 de junio, se pretende proteger a grupos de riesgo, entre los cuales se incluyen cardiópatas, embarazadas, diabéticos, asmáticos, y niños entre los seis meses y seis años.

Según informó la CCSS, ya se han colocado 293.000 de las 1,3 millones de vacunas adquiridas por la institución.

Técnica de lavado de manos
Técnica de lavado de manos