Juan Diego Córdoba. 5 enero
El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados realizó un estudio que confirmó que el agua potable que ingieren los puntarenenses es segura para el consumo humano. Fotografía: John Durán

El posible brote de hepatitis A, tras la aparición de al menos 28 casos de la enfermedad en Puntarenas, fue descartado luego de un estudio de campo realizado por las autoridades de salud.

Este análisis fue desarrollado en conjunto por el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Además de los estudios de salud desarrollados por las primeras dos instituciones, el AyA realizó un estudio del agua captada y distribuida en Puntarenas. Los análisis de laboratorio revelaron que el agua es potable y completamente segura para el consumo humano.

Las autoridades de salud encendieron la alerta tras la detección de 162 pacientes sospechosos de portar la enfermedad en esta provincia. De este grupo de pacientes, 28 fueron confirmados finalmente con hepatitis A.

Estos 28 enfermos viven en Barranca (14), Puntarenas (4), Chacarita (6), El Roble (1), Esparza (2) y Jicaral (1). La edad media de los pacientes es de 30 años.

El ministro de Salud, Daniel Salas, explicó que tras el análisis realizado llegaron a la conclusión que la situación epidemiológica no tiene rango de brote, por lo cual no se puede calificar como tal.

“Aún no se puede hablar de brote epidémico de una localidad en específico, debido a que los casos con serología positiva en el Hospital Monseñor Sanabria están distribuidos en forma dispersa en 17 localidades del área de la gran Puntarenas”, aseguró el jerarca de Salud.

La hepatitis A es una inflamación del hígado causada principalmente por la contaminación del agua o los alimentos con heces de personas infectadas.

Se caracteriza por un exceso de bilirrubina, lo cual provoca que la piel y la esclerótica (parte usualmente blanca del ojo) adquieran un color amarillo.

Hepatitis A
Hepatitis A

El Ministerio de Salud giró la directriz para que todos los centros hospitalarios mantengan la alerta preventiva e intensificar la vigilancia epidemiológica, así como realizar investigaciones de campo en el caso de pacientes sospechosos de padecer esta patología.

Al mismo tiempo, las autoridades le recuerdan a la población de Puntarenas y de la nación en general, mantener las medidas de higiene autopersonal, a través del lavado de manos y la correcta manipulación de los alimentos.