Juan Fernando Lara Salas. 18 mayo
Las asociaciones de desarrollo podrán usar fondos e instalaciones comunitarias para acciones de alivio a familias impactadas económicamente por el coronavirus. En la imagen colaboradores de la Asociación de Desarrollo Integral de Playa Bandera, Parrita, Puntarenas. Foto: Dinadeco para LN
Las asociaciones de desarrollo podrán usar fondos e instalaciones comunitarias para acciones de alivio a familias impactadas económicamente por el coronavirus. En la imagen colaboradores de la Asociación de Desarrollo Integral de Playa Bandera, Parrita, Puntarenas. Foto: Dinadeco para LN

Unas 3.000 asociaciones de desarrollo recibieron autorización este lunes para usar dinero girado por la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad (Dinadeco), en la compra de alimentos y suministros que serán distribuidos entre familias impactadas económicamente por la pandemia.

Esto se debe a la incorporación formal del movimiento comunal al operativo de asistencia humanitaria que impulsa el gobierno para atender la emergencia nacional provocada por la covid 19, enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

Así lo confirmó Franklin Corella, director nacional de Dinadeco durante la conferencia sobre la situación de la pandemia en el país.

El movimiento comunal, en la forma de asociaciones de desarrollo, levanta información de las familias necesitadas, ha ayudado con el traslado de recursos hasta los hogares y reforzado la capacidad de las instituciones frente a la emergencia.

Esta red social comunitaria tiene presencia directa en los barrios y vecindarios, por lo cual suelen ser las asociaciones de desarrollo quienes primero conocen la realidad de su entorno.

En adelante; sin embargo, estas organizaciones están autorizadas para usar recursos del fondo por girar (2% del Impuesto de la Renta) para la atención de la emergencia.

Solo en el 2019, el fondo aportó ¢5.609 millones a estas 3.000 asociaciones comunitarias inscritas en Dinadeco.

Hasta inicios de año, el dinero remitido se destinaba a proyectos específicos presentados por las asociaciones.

Ahora, estas pueden usarlo específicamente para la compra de alimentos básicos, kits de limpieza, pago de combustible y servicios públicos o incluso servicios de vigilancia y limpieza en los centros comunales de atención y comedores comunales.

También pueden disponer de fondos generados a través de actividades promovidas por la misma organización comunal (cuando medie un acuerdo de junta directiva para el uso de ese recurso).

La incorporación de estas organizaciones a la emergencia incluye que coordinen acciones con los comités regionales de emergencias, las federaciones de uniones cantonales y zonales de asociaciones de desarrollo y los directores regionales de Dinadeco.

Las asociaciones están agrupadas en la Confederación de Asociaciones de Desarrollo (Conadeco).

Comedores comunales

Cada una de estas deberá trabajar de manera coordinada con los comités comunales de emergencia y, en aquellos casos donde se requiera, poner a disposición de estos la infraestructura comunal existente y habilitar centros comunales para atención.

Hasta ahora estos comedores, salones y otras instalaciones de uso público permanecían cerrados. Esto cambia a partir de esta semana únicamente para atención de la emergencia, confirmó Dinadeco.

Entonces podrán disponer de la infraestructura comunal para el establecimiento de comedores comunales, con servicio presencial y a domicilio para llevarle comida preparada a adultos mayores y población vulnerable.

Esto comedores deberán operar en coordinación con los comités municipales y comunales de emergencia y bajo los lineamientos del Ministerio de Salud.

Asimismo quedan autorizados a crear bancos comunales de alimentos, para la recepción y canje de estos paquetes de ayuda que luego se entregan a las familias necesitadas.