Mayela López. 24 mayo
El albergue se creó como un esfuerzo conjunto de varias instituciones, entre ellas Chepe se Baña, la Municipalidad de San José, el Ejército de Salvación y empresas que colaboran con donaciones. Todas las personas que trabajan allí lo hacen de forma voluntaria. En la foto, el asistente de pacientes voluntario, Paúl Fonseca (izquierda), y el doctor Daniel Jiménez, atienden a Adriana Pamela Solano, quien tiene más de 10 años de ser habitante de la calle y sufre de varias enfermedades. Foto: Mayela López
El albergue se creó como un esfuerzo conjunto de varias instituciones, entre ellas Chepe se Baña, la Municipalidad de San José, el Ejército de Salvación y empresas que colaboran con donaciones. Todas las personas que trabajan allí lo hacen de forma voluntaria. En la foto, el asistente de pacientes voluntario, Paúl Fonseca (izquierda), y el doctor Daniel Jiménez, atienden a Adriana Pamela Solano, quien tiene más de 10 años de ser habitante de la calle y sufre de varias enfermedades. Foto: Mayela López

Doña Xinia Castillo, adulta mayor que ya suma muchos años de vivir en las calles de las inmediaciones de barrio Cristo Rey, asegura que ya está "más gordita” después de pasar una semana en un albergue destinado a personas en situación vulnerable. Además, este jueves se cortó el cabello y espera que la próxima semana se lo puedan teñir.

Ella es parte de una población de ocho adultos mayores que ya están en el Campamento Preventivo Plan de Protección al Adulto Mayor en Calle, instalado en el Centro de Recreación de Empleados de la Municipalidad de San José, ubicado en Pavas, y que inició funciones el miércoles 13 de mayo.

El campamento “es un proyecto que teníamos en el corazón desde que inició la pandemia” del covid-19, explicó Mauricio Villalobos, director de Chepe Se Baña, quien desde hace casi dos meses trabaja en la distribución de cenas solidarias a personas de la calle en la capital, trabajo que le permitió identificar a los adultos mayores más vulnerables.

El campamento pertenece al Plan de Atención a Personas en Situación de Calle de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), que estableció la necesidad de abrir varios albergues a propósito de la pandemia.

Fue así como Villalobos y Javier Vindas, psicólogo encargado del área de Escucha de Chepe se Baña y ahora coordinador técnico del campamento, diseñaron el proyecto que permitió dar un lugar seguro a esta población.

Este jueves 21 de mayo, el campamento contaba con ocho adultos mayores, pero se espera albergar a unos 30 señores que tienen identificados en la capital.

Los encargados señalaron que el proceso es lento, pues ellos los trasladan de uno en uno, aplicando todos los protocolos de bioseguridad.

Primero, les aplican la prueba para comprobar si tienen el covid-19, esto en alianza con la Clínica de Pavas y, cuando resultan negativos, entonces se ubican en la zona común del albergue.

Hasta el momento, todos han dado un resultado negativo, afirmó Villalobos, quien resaltó que el campamento cuenta con médicos las 24 horas del día para darle atención a esta población que, por general, presenta varios padecimientos.

El Campamento Plan Protección Adulto Mayor en Calle inició operaciones hace una semana en el Centro de Recreación de Empleados de la Municipalidad de San José, ubicado en Pavas. Foto: Mayela López
El Campamento Plan Protección Adulto Mayor en Calle inició operaciones hace una semana en el Centro de Recreación de Empleados de la Municipalidad de San José, ubicado en Pavas. Foto: Mayela López

El director de Chepe Se Baña destacó que todas las personas que trabajan en el campamento lo hacen de forma voluntaria: médicos, psicólogos, trabajadores sociales, asistentes de pacientes, encargados de limpieza, enfermeras, etcétera, quienes cubren tres turnos de 6 a. m. a 2 p. m., de 2:00 p. m. a 10 p. m. y de 10 p. m. a 6 a. m.

La Municipalidad de San José brindó las instalaciones y se encarga de los servicios de luz y agua. Por su parte, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) ayudó con implementos como tapabocas. El Ejército de Salvación también colabora en esta iniciativa, así como empresas que donan diversos productos.

Sin embargo, anotó Villalobos, “necesitamos mucho más para tres meses, todo el acompañamiento, artículos de limpieza, batas médicas, guantes, cubrebocas, alimentos dirigidos a gente de la tercera edad, que es un alimento más especializado”, así como voluntarios para los tres turnos.

El líder de la ONG, quien afirma que tiene identificados unos 40 adultos mayores en situación de calle en San José, señala que su objetivo es poder lograr crear una Unidad de Intervención Callejera que, de forma permanente, aborde a estas personas.

En ese sentido, Vindas aseguró que “iniciamos esto para dar una atención integral que, más allá de los tres meses que va a durar el campamento, busque una solución” permanente para los adultos mayores que no quieran regresar a la calle. Para esto, los gestores del proyecto se han acercado al Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam).

“Hay personas que tienen dolencias, muchas enfermedades, desde circunstancias propias del consumo de sustancias y otras propias de la adultez mayor, normalmente hay tres o cuatro condiciones enfermizas que tiene un adulto mayor”, destacó Vindas, al señalar que “el 95% de las personas que están acá son personas consumidoras de sustancias como crack, alcohol y cemento".

El trabajo interno, entonces, implica abordaje desde la medicina (se hacen visitas médicas en los tres turnos), así como desde la psicología, enfermería y trabajo social, explica el psicólogo, quien agrega que en algunos casos ya están apareciendo familiares de los adultos mayores y eso les da esperanza de poder dar una solución definitiva a la situación de muchos.

El campamento necesita ayuda para implementos como batas y cubrebocas, ropa, alimentos y voluntarios, entre otros. Para colaborar, las personas o empresas pueden llamar al teléfono 87088911, de Mauricio Villalobos, director de Chepe Se Baña.

Los adultos mayores reciben los servicios de la barbería de Chepe se Baña. Patricia Rodríguez, coordinadora de Barbería, Limpieza Personal y Aseo Personal de Chepe se Baña, le corta el pelo a Xinia Castillo para que saliera bien en la fotografía. Foto: Mayela López
Los adultos mayores reciben los servicios de la barbería de Chepe se Baña. Patricia Rodríguez, coordinadora de Barbería, Limpieza Personal y Aseo Personal de Chepe se Baña, le corta el pelo a Xinia Castillo para que saliera bien en la fotografía. Foto: Mayela López

Colaboró: el periodista José Andrés Céspedes