Ángela Ávalos. 16 febrero, 2018
Josúa Francisco González, de dos años, enfermó en el 2017 de diarrea. Su mamá, María Isabel González, lo llevó al Hospital Nacional de Niños, donde fue atendido por el pediatra Julio César Quirós.
Josúa Francisco González, de dos años, enfermó en el 2017 de diarrea. Su mamá, María Isabel González, lo llevó al Hospital Nacional de Niños, donde fue atendido por el pediatra Julio César Quirós.

Alrededor de 75.000 bebés menores de un año serán protegidos contra las complicaciones causadas por la diarrea por rotavirus, a partir del segundo semestre de este año.

El esquema es de dos dosis: la primera a los dos meses de edad, y la segunda a los cuatro meses, informó Leandra Abarca, del Programa de Inmunizaciones de la Caja.

Esta vacunación será posible porque la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) acordó el jueves incorporarla en el esquema de la institución, informó su presidente ejecutivo, Fernando Llorca Castro.

La CCSS invertirá $959.322 en la compra de 147.588 dosis.

La incorporación había sido aprobada desde marzo del 2016 por la Comisión Nacional de Vacunas, liderada por el Ministerio de Salud y de la cual también forma parte la CCSS.

En ese entonces, se le dio aval al estudio donde se demuestra que la inclusión de la vacuna contra el rotavirus tiene más beneficios que costos, en la prevención de las diarreas infantiles por esa causa.

De acuerdo con los resultados de esa investigación, que proyectó un periodo de diez años (2016-2025), esta vacunación evitaría 142.641 enfermos, 1.101 hospitalizaciones y diez defunciones de menores de cinco años.

Olga Arguedas Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños, se mostró satisfecha: "La enfermedad diarreica y las infecciones respiratorias son las causas más comunes de consulta médica en niños menores de un año, por lo que esperamos que la introducción de esta vacuna impacte significativamente en la morbilidad; es decir en el número de consultas que recibimos por gastroenteritis".

Esa enfermedad es una inflamación del intestino, responsable de diarrea severa, vómitos, fiebre y deshidratación, informó la CCSS en un boletín de prensa.

El rotavirus es de fácil contagio y, una vez que un niño lo adquiere, tarda cerca de dos días para que se enferme.

Los vómitos y la diarrea pueden durar entre tres y ocho días. La gastroenteritis, según explicó Arguedas, es más común en el país durante la época seca, aunque se reportan casos en todo el año, muchos de los cuales requieren de hospitalización.

"El impacto en la familia es muy importante, porque un niño con gastroenteritis por rotavirus requiere de la presencia de uno de sus cuidadores durante el periodo de la enfermedad, para garantizar que el niño no se deshidrate". Olga Arguedas, directora HNN

En el periodo 2012 – 2017 el Hospital Nacional de Niños atendió 47.879 consultas de niños por esa causa, informó la CCSS.

El correcto lavado de manos, en adultos y niños, es una de las medidas más efectivas para prevenir enfermedades; entre ellas, las diarreas.
El correcto lavado de manos, en adultos y niños, es una de las medidas más efectivas para prevenir enfermedades; entre ellas, las diarreas.
Los más pequeños sufren más

Solo en el 2016, según el hospital pediátrico, 194 bebés necesitaron internamiento por gastroenteritis debida a rotavirus. El año pasado, fueron 163 niños.

Quienes más sufren son los más pequeñitos, los menores de un año.

Además, tanto la doctora Arguedas, como la doctora Leandra Abarca Gómez, coordinadora del Programa Ampliado de Vacunación de la CCSS, coincidieron en resaltar que la gastroenteritis por rotavirus genera ausentismo laboral en los padres.

"Si bien es cierto, los avances del sistema de salud costarricense han hecho que el número de niños que fallecen por gastroenteritis causada por rotavirus sea muy pequeño, el impacto que esto tiene en la familia, y desde el punto de vista laboral, es muy importante, porque un niño con gastroenteritis por rotavirus usualmente requiere de la presencia de uno de sus cuidadores durante el periodo de la enfermedad, para garantizar que el niño no se deshidrate", comentó Arguedas.

Roberto Arroba Tijerino, secretario técnico de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología del Ministerio de Salud, destacó el impacto país que tendrá esta vacuna.

«En Costa Rica, afortunadamente, no se nos mueren niños por diarrea como en otros países de la región o de otros continentes. Sin embargo, el impacto que tiene para el país esta enfermedad es altísimo, porque cuando un niño presenta gastroenteritis tienen que ir al Ebáis, a la clínica o incluso lo pueden dejar en observación en el hospital y esos son costos que tiene que asumir el país", dijo Arroba.

Según el especialista, al incluirse la vacuna se disminuye la incidencia de la enfermedad (casos nuevos al año).

Esquema nacional de vacunación
Esquema nacional de vacunación