Daniela Cerdas E.. 4 febrero
Un promedio de 176 partos diarios atendieron las 25 maternidades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Fotografia: Meylin Aguilera
Un promedio de 176 partos diarios atendieron las 25 maternidades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Fotografia: Meylin Aguilera

Un total de 612 familias fueron sorprendidas, en 2018, con un embarazo de gemelos y tres hogares con trillizos.

Los hospitales México y Alajuela fueron los que atendieron la mayor cantidad de partos gemelares, cada uno 62.

De los partos de trillizos, dos se realizaron en el Hospital México y uno en el San Rafael de Alajuela.

Lo anterior se desprende de un informe elaborado por el área de Estadísticas de la Salud de la CCSS que registra todo lo que ocurre con las atenciones que se brindan en el territorio nacional: consultas externas, emergencia, no urgencias, egresos, cirugías, partos, medicamentos despachados, exámenes de laboratorio efectuados, entre otras acciones.

Un promedio de 176 partos diarios atendieron las 25 maternidades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) desplegadas en el territorio nacional, es decir un total de 64.291 nacimientos, incluyendo los gemelares y los de trillizos.

El Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, fue el que atendió la mayor cantidad de partos (4.968), seguido por los hospitales Max Peralta de Cartago (4.948), San Rafael de Alajuela (4.835), el San Juan de Dios (4.692), el Hospital de las Mujeres (4.675), el San Carlos (4.391) y el Calderón Guardia (4.039).

El doctor Mario Ruiz, director del hospital herediano, destacó que es “muy significativo” ser el establecimiento que atendió más partos durante el 2018, entre ellos el niño cinco millones.

A su juicio, existe una preocupación constante en ese establecimiento de salud por efectuar mejoras constantes tanto en el servicio de Maternidad como en el de Neonatología.

Por su parte, el doctor Randall Álvarez , director del Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, explicó que ese establecimiento tiene en marcha un modelo de atención que ha impactado positivamente a la población porteña.

“A las mujeres se les atiende el parto en condiciones muy especiales. En el ambiente hay música, esencias especiales, balones que le permiten a las mujeres relajar el piso pélvico, se les permite que ellas adopten la posición que quieren mediante la disposición de camas especiales y pueden estar acompañadas con las personas que desean”, dijo el funcionario.