Ángela Ávalos.   9 abril

Los cuatro aceleradores lineales de la Caja saldrán de operación desde la noche del miércoles hasta el lunes 22 de abril, a las 6 a. m., cuando se prevé reiniciar los tratamientos de radioterapia a enfermos con cáncer.

La suspensión del servicio dejará, en promedio, a 320 pacientes diarios sin el tratamiento mientras se realizan trabajos para aumentar la capacidad de almacenamiento de los servidores que administran la operación de estos aparatos.

El servidor actual está llegando al límite de su capacidad de almacenamiento debido a que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se ha visto obligada a poner a trabajar sus cuatro equipos las 24 horas del día, seis días a la semana, para bajar los prolongados tiempos de espera.

La técnica en imágenes médicas, Paola Salas, trabajaba en el Acelerador VARIAN 4, uno de los cuatro equipos que funcionan en el centro de radioterapia de la CCSS, en el Hospital México. Foto: Rafael Pacheco

Geirick Jiménez, médico del departamento de Hemato-Oncología y Radioterapia del Hospital México, explicó que las mejoras son parte del mantenimiento predictivo y preventivo, para garantizar la continuidad del servicio.

“La idea fue aprovechar estos días de Semana Santa con el fin de provocar la menor afectación posible a los usuarios y, a la vez, permitirle a los funcionarios el disfrute de un periodo adecuado de vacaciones”, dijo Jiménez.

El Hospital México informó de que se han realizado todas las coordinaciones necesarias para que el impacto final sea el mínimo dentro de la planificación habitual de operación de estos equipos.

El año pasado, los servicios de radioterapia entraron en crisis debido, entre otras razones, a la falta de planificación para adquirir nuevos y más equipos, y por la salida de operación de la unidad de cobalto del Hospital San Juan de Dios.

En junio del 2018 trascendió que 800 enfermos de cáncer debía esperar más de tres meses por este tratamiento, cuando lo ideal es que sean pocas semanas.

La institución se vio obligada, entonces, a poner el servicio a trabajar las 24 horas, y está en proceso de comprar varios aparatos más para desahogar la intensa jornada de trabajo de los actuales equipos.