Ángela Ávalos. 12 noviembre, 2018
La médica Elissa Arróliga (primer plano) da orientación médica por teléfono a pacientes de la Clínica Clorito Picado. Ella trabaja para la empresa Netcom, que le vende servicios a la CCSS en su centro de llamadas (call center). Ahí, además, se atienden las consultas farmacéuticas sobre medicamentos despachados a pacientes de Alajuelita, Coronado, Desamparados y Cinco Esquinas de Tibás. Foto: Mayela López

Unos 300.000 habitantes de Alajuelita, Desamparados, Vásquez de Coronado y Cinco Esquinas de Tibás pueden llamar por teléfono para consultar sobre los medicamentos que les envían en las farmacias de la Caja.

La Gerencia Médica abrió tres canales de comunicación como parte de un servicio de consejería farmacéutica, que funcionan de lunes a jueves de 7 a. m. a 5 p. m., y los viernes de 7 a. m. a 3 p. m.:

- El centro de llamadas 905-Misalud ( 905-647-2583).

- El correo electrónico Edusmisalud@ccss.sa.cr

- Y el WhatsApp con el número 6298-1072.

Las respuestas a las consultas farmacéuticas son inmediatas, aseguró la Caja en un comunicado de prensa.

El gerente médico, Roberto Cervantes Barrantes, informó de que se trata de un canal de orientación cuando hay dudas sobre cómo, cuándo y por qué hay que consumir ciertos medicamentos.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) extenderá paulatinamente el servicio hacia otras áreas de salud, prometió Cervantes.

En varias encuestas de opinión los asegurados manifestaron la necesidad de tener acceso a información que les ayude a usar bien las medicinas.

Así nació este servicio, comentó Esteban Vega de la O, coordinador nacional de Servicios Farmacéuticos.

La Clínica Clorito Picado, en Cinco Esquinas de Tibás fue la primera en brindar esa facilitada. Además, ofrece orientación médica por teléfono a aquellos pacientes que no logran una cita presencial.

La medida busca que los pacientes aprendan más sobre el tratamiento enviado por los médicos. El incumplimiento de esas indicaciones es la principal causa de que los enfermos no logren los resultados deseados.

“La medida busca reducir complicaciones médicas y psicosociales de la enfermedad, mejorar la calidad de vida de los pacientes, reducir la probabilidad de resistencia y el desperdicio de recursos institucionales”, agregó Vega.

Para la CCSS, esta es “una propuesta innovadora” pues acerca al enfermo con el profesional en Farmacia. Además, se está utilizando una de las aplicaciones disponibles en el Expediente Digital Único en Salud (EDUS).

Solo en el 2017, la CCSS despachó 85,7 millones de medicamentos.