Michelle Campos. 6 septiembre
Basura recolectada por los funcionarios de Ostional, que afirman no dar abasto con el monitoreo de visitantes, quienes ingresan alimentos y bebidas pese a estar prohibido. Foto tomada de la página Oficial de Facebook del Refugio.
Basura recolectada por los funcionarios de Ostional, que afirman no dar abasto con el monitoreo de visitantes, quienes ingresan alimentos y bebidas pese a estar prohibido. Foto tomada de la página Oficial de Facebook del Refugio.

Los Parques Nacionales, Reservas Biológicas y áreas de conservación se han visto afectados por el regreso de los costarricenses, luego de que durante algunos meses estuvieran cerrados por la emergencia nacional que generó la covid-19.

Con la apertura de estas zonas, estos lugares se han convertido en el destino ideal de muchas personas, debido a que dentro de sus hábitats no hay alto riesgo de contagio del nuevo coronavirus ni tampoco presentan aglomeraciones de personas.

Según comenta Rafael Gutiérrez, director del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), esta seguridad ha propiciado que las personas se internen legal o ilegalmente en bosques, donde dejan botadas desde empaques hasta las mascarillas.

“Eso sucede porque nosotros lo que ahorita estamos promoviendo son los recorridos en los senderos, y las personas entran y hacen los recorridos por los senderos, y en gran parte de los senderos no podemos tener funcionarios en todos los puntos, y una vez que las personas sienten que están ya dentro del bosque, y nadie los está viendo, botan basura”, aseguró Gutiérrez.

Según el director hay sitios en donde no se dan, como el caso del Volcán Poás, donde todos los grupos son guiados por un funcionario.

Gutiérrez asegura que Quebrada González, en el Parque Nacional Braulio Carrillo; así como en el Parque Nacional Tapantí, son otros de los puntos donde más se reportan visitantes dejando basura.

Desechos encontrados en el Refugio Ostional, donde desde el 29 de agosto se retiraron basureros de algunas zonas para que los turistas se lleven su propia basura. Foto tomada de la página Oficial de Facebook del Refugio.
Desechos encontrados en el Refugio Ostional, donde desde el 29 de agosto se retiraron basureros de algunas zonas para que los turistas se lleven su propia basura. Foto tomada de la página Oficial de Facebook del Refugio.
Basura volvió a las playas

Yeimy Cedeño Solís, administradora del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional, lamenta la “cultura del costarricense” de dejar tirada la basura y delegar la responsabilidad de la recolección a funcionarios de las zonas silvestres.

Cedeño afirma que el problema de la basura siempre ha existido en Ostional, pero se agrava más con la llegada de la temporada alta, debido a que reciben una gran cantidad de visitantes.

Cuando el coronavirus llegó, el refugio y los animales que habitan en él tuvieron un respiro, se olvidaron de los visitantes que ingresaban empaques y dejaban latas de cerveza en su hogar, esto pese a la prohibición del sitio de introducir alimentos y bebidas.

Sin embargo, la reapertura trajo nuevamente el problema, con el que deben de lidiar los únicos dos funcionarios del refugio, a los cuales se les hace imposible monitorear las 14 entradas que tiene Ostional.

“Es imposible aún con la Fuerza Pública y la policía turística, que nos apoyan un montón, no damos a basto para controlar que la gente cumpla con las regulaciones establecidas, entonces todo pasa”, afirma la administradora, quien lamenta que las personas no acaten las medidas.

Según narra, en buena teoría, que las condiciones de menos gente y las limitaciones de pasar el día, los visitantes podrían adaptarse mejor al mensaje de recoger y llevarse la basura.

“Estamos buscando publicar todos los días las cosas que vemos, tortugas con pedazos de tarros plásticos en el cuellos, con el tenedor, con la pajilla que dejan, con la cuchara en la nariz “, explicó la funcionaria de Ostional.

Mascarilla encontrada por los guardaparques del sector Prusia, en el Parque Nacional Irazú. Foto tomada de la página Oficial de Facebook .
Mascarilla encontrada por los guardaparques del sector Prusia, en el Parque Nacional Irazú. Foto tomada de la página Oficial de Facebook .
Llamado a recoger la basura

Tanto el director del Sinac como la Administradora de Ostional tienen un mensaje para todos las personas que visiten los distintos hábitats silvestres; les imploran ser conscientes, recoger y recapacitar sus acciones.

Según comentan, actualmente se está promoviendo una campaña desde el Sinac, donde se han retirado algunos basureros generales que se encontraban en distintas zonas para que las personas se vean obligadas a llevarse la basura.

No obstante, esto no siempre sucede, según relata Cedeño, en el caso de Ostional, esto ha propiciado que incluso los turistas dejen las bolsas con residuos atadas a las ramas de los árboles de la zona.

Por su parte , Gutiérrez, subraya que si el usuarios contaminan los sitios, esto genera problema para los futuros visitantes.

“Dejar basura lo que podría generar es, en algunos casos enfermedades de la vida silvestre, posibles focos de contaminación para otras personas y restringir la visita (...) es un llamado de atención casi una súplica que entre mejor estén esos sitios pues todos vamos a estar mejor”, resaltó el director.

Actualmente, el Sinac tiene una campaña llamada “Gracias por llevarse su basura”.

Este miércoles 2 de setiembre, se presentó un proyecto de ley a la corriente legislativa, el cual busca que la venta de entradas a los Parques Nacionales quede exenta del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), hasta el 30 de junio del próximo año.

A partir del mes de julio de este 2020 se cobra un 13% de IVA en los boletos de acceso a los parques nacionales.

Una mascarilla tirada entre la flora del sector Prusia, en las faldas del Volcán Irazú. Foto tomada de la página de facebook del Parque Nacional Volcán Irazú.
Una mascarilla tirada entre la flora del sector Prusia, en las faldas del Volcán Irazú. Foto tomada de la página de facebook del Parque Nacional Volcán Irazú.