El País

Proyecto en playa limonense liberó 70.000 tortugas marinas en peligro de extinción

Durante los último cinco años, el "Proyecto de Conservación de Tortugas Marinas en Playa Moín", ha permitido que miles de estos especímenes puedan regresar al mar. El 90% de las liberaciones corresponden a baulas, 8%, verdes y 2%, carey.

Impulsadas por su instinto, miles de pequeñas tortugas marinas han recorrido las arenas de la playa Moín, para reencontrarse con las aguas del mar Caribe, cuyas olas las llevaran de vuelta a su hábitat y así podrán conservar su especie.

Gracias a una iniciativa de compensación ambiental desarrollada en Playa Moín, el denominado Proyecto de Conservación de Tortugas Marinas en Playa Moín, ha permitido la liberación de poco más de 70.000 especímenes, en los último cinco años.

Según los datos de este proyecto que se desarrolla en medio del corazón en la costa caribeña, de las miles de tortugas que se ha liberado, entre 2015 y 2019, el 90% corresponden a baulas, el 8% a verdes y el 2%, carey.

El Centro Científico Tropical (CCT), desarrollador de la propuesta, ejecuta el plan para la protección de huevos de tortugas marinas y la liberación de neonatos sobre la franja de 18 kilómetros de playa, abarcando desde la desembocadura del río Moín hasta la desembocadura del río Matina.

Playa Moín es conocida por las tortugas que llegan a su costa a anidar y desovar.

Vecinos de comunidades cercanas y más de 100 niños de las escuelas de la zona forman parte del programa de educación ambiental, para cuidar y proteger a estas especies en peligro de extinción.

El director de la iniciativa, Didiher Chacón Chaverri, anunció que para el 2021 se considera la posibilidad de aceptar a más personas voluntarias y con experiencia.

Su idea es crear un grupo de guías locales para iniciar con ecoturismo, que ofrecerá caminatas nocturnas con el afán de crear conciencia sobre la conservación de las tortugas.

De esta forma buscan eliminar el consumo de los huevos y la carne de tortuga, fomentando la educación ambiental y el ecoturismo con la ciudadanía local como clientes.

“Esta idea será desarrollada con la comunidad, las instancias de gobierno y la sociedad limonense, pero a mediano plazo el objetivo es involucrar a los turistas internacionales”, acotó Chacón Chaverri.

El ministro de Ambiente y Energía, Carlos Manuel Rodríguez, indicó que Playa Moín se caracteriza por el desove de tres tipos de tortugas marinas: verde, consideradas en peligro de extinción, y la baula y carey, las cuales siguen en peligro crítico de extinción.

“El programa procura inculcarles a los lugareños la importancia de no consumir carne o huevos de tortuga y proteger estas especies en riesgo”, manifestó Rodríguez.

Por su parte, el Director del Proyecto, informó de que durante cada jornada de liberación se cuenta con el apoyo de personas de la comunidad, colaboradores del proyecto y niños de las escuelas de la zona.

“Antes del proyecto, casi la totalidad de las nidadas se saqueaban, hoy de cada nido, conformado aproximadamente de 83 huevos, el 65% corresponde a tortugas que se liberan exitosamente”, señaló Chacón.

El Proyecto de Conservación de Tortugas Marinas en Playa Moín cuenta con un equipo de siete persona, compuesto por dos biólogos y cinco personas de la comunidad con conocimientos en saqueo de huevos.

Para la seguridad cuentan con una alianza público-privada, donde reciben el apoyo de personal de seguridad que brinda tanto APM Terminals y Fuerza Pública.

Según detalló el director del proyecto de conservación , este año, al no poder contar con el recurso de Seguridad Pública por la pandemia, se reforzó el trabajo con la comunidad.

“Así hemos logrado recoger 278 nidos, que representan el 50% de lo que se logra en un año normal”, explicó Chacón.

La iniciativa se encuentra aprobada por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) y forma parte del Programa de Gestión Ambiental (PGA) desarrollado por APM Terminals.

Michelle Campos

Michelle Campos

Periodista en la sección de Política. Graduada como bachiller en periodismo en la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de licenciatura en Mercadeo. Ganadora de la Clase 8 del proyecto de periodismo colaborativo Punto y Aparte.