En una publicación en la red social Facebook, el jerarca de la Asamblea Legislativa dijo que si para combatir a los cínicos, hay que convertirse en uno de ellos, "la lucha está perdida de antemano"

Por: Aarón Sequeira 9 febrero, 2015
Poco después de las 3:30 p. m. los diputados despidieron a su compañero Ronal Vargas, que poco minutos antes anunciaba su renuncia por, supuestamente, padecer de una “grave” enfermedad. Tres horas después, el jefe del Frente Amplio, Gerardo Vargas, aceptó a La Nación que la verdadera causa era una queja por acoso sexual. | GRACIELA SOLÍS
Poco después de las 3:30 p. m. los diputados despidieron a su compañero Ronal Vargas, que poco minutos antes anunciaba su renuncia por, supuestamente, padecer de una “grave” enfermedad. Tres horas después, el jefe del Frente Amplio, Gerardo Vargas, aceptó a La Nación que la verdadera causa era una queja por acoso sexual. | GRACIELA SOLÍS

Después de haber promovido un minuto de aplausos en honor del diputado del Frente Amplion (FA) Ronal Vargas, quien supuestamente renunciaba por una supuesta enfermedad, y de conocer que en realidad el partido le pidió dejar la curul, por una queja de acoso sexual, el presidente de la Asamblea Legislativa, Henry Mora Jiménez, rechaza opinar sobre el caso.

En una publicación en su página de Facebook, el jerarca legislativo hizo un par de referencias militares, la primera a Napoleón y la segunda a un general de la guerra del Golfo Pérsico, que combatió a Sadam Hussein.

"Decía Napoleón que para combatir a los partisanos hay que hacerse partisano también. El comandante Schwarzkopf, jefe de las fuerzas aliadas en el golfo en 1991 aseguró que frente al monstruo de Saddam Husseim él también se comportaría como un monstruo", dijo el diputado Mora, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Henry Mora promovió, en la sesión del plenario del jueves, en la que Ronal Vargas renunció a su cargo, la votación del fideicomiso para la construcción de la carretera a San Ramón en honor a Vargas y, además, decretó un receso de un minuto para que los diputados le aplaudieran al frenteamplista.

"Don Ronal, esta votación es para usted y a los habitantes que usted hadefendido de la zona de occidente y de su querida Palmares y su querido Guanacaste", consta en el acta de la sesión del jueves.

Tras conocer La Nación que el FA le había pedido la renuncia a Vargas, por una queja de acoso que una asesora suya le presentó al jefe de la fracción, Gerardo Vargas, ese partido decidió adelantarse a la publicación de este medio y revelar el caso el jueves por la noche.

Eso enfureció a los legisladores, quienes no solo aplaudieron al legislador en el plenario, sino que también lloraron cuando Vargas aseguró que renunciaba por una enfermedad.

"Desde hace meses vengo sufriendo de un mal interior que ha venido afectando mi salud de una manera progresiva. Esta semana fui donde el especialista para recibir su diagnóstico por lo que he estado padeciendo y les cuento que era peor de lo que yo esperaba. Me tendré que someter de inmediato a un proceso muy largo y doloroso de tratamiento, por lo que tendré que ausentarme definitivamente del trabajo legislativo", dijo Vargas ese jueves.

Según el presidente legislativo, él no se debe convertir en un cínico para "combatir a los cínicos".

"Por eso, no me referiré al caso del ex diputado Ronald Vargas, hasta conocer la verdad real de los hechos", aseguró Mora.

En tanto, los jefes de las fracciones legislativas coinciden en que el Frente Amplio no solo les debe una disculpa públicamente en el plenario a los legisladores, sino que también debe explicar a fondo el caso de Vargas y el supuesto acoso sexual.

Esa explicación podría darse esta tarde, en el plenario. De hecho, desde temprano se reúne la bancada del FA para decidir si hacen un pronunciamiento público sobre el caso.