Política

Wálter Muñoz y Pedro Muñoz intentan frenar plan de empleo público

Mociones de orden y discusiones sobre otros temas impidieron que el plenario avanzara hacia el primer debate de la reforma al empleo público

Los diputados Wálter Muñoz y Pedro Muñoz, de los partidos Integración Nacional (PIN) y Unidad Social Cristiana (PUSC), intentaron este martes frenar el avance del plan de empleo público en el plenario del Congreso, cuando ya había empezado la discusión previa al primer debate, lo que impidió someter el texto a votación.

Wálter Muñoz presentó una moción de orden para consultar el expediente 21.336 a varios sindicatos, principalmente. Según el congresista, la versión más actualizada no se podría seguir tramitando sin consultar a grupos de empleados públicos como la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), que lidera Albino Vargas.

“Lo menos que podemos hacer es llevar este proyecto por la vía democrática y hacer las consultas que no se hicieron”, dijo. Esa moción del jefe del PIN recibió 11 votos a favor, mientras que 27 parlamentarios votaron en contra.

Por su parte, el socialcristiano Pedro Muñoz promovió presentó una moción para devolver el texto por 20 días hábiles el expediente a la Comisión de Gobierno y Administración, donde se tramitó originalmente, al amparo del artículo 154 del Reglamento legislativo.

El legislador del PUSC dijo que, en días anteriores, la independiente Paola Vega Rodríguez sugirió presentar esta idea en conjunto, pero finalmente la presentó él solo. Adujo que su intención se basaba en la opinión jurídica emitida por la Procuraduría General de la República, el 19 de noviembre, sobre los problemas que encontraba en la iniciativa legal, luego de la gestión de la Comisión de Consultas de Constitucionalidad.

En el caso de la moción del socialcristiano, recibió tuvo 13 votos a favor y 27 legisladores votaron en contra.

Este proyecto introduciría el esquema de salario global, en sustitución del esquema de incentivos salariales de la actualidad en el sector público.

Junto con las intentonas de frenar el proyecto, también hubo varios atrasos en el avance de la iniciativa que prácticamente impidieron la discusión previa al primero debate. Primero, al conocer que la Sala Constitucional dio luz verde al plan sobre cannabis medicinal, varios diputados hicieron uso de la palabra por dos minutos, cada uno, para exigir la convocatoria del plan por parte del Ejecutivo.

Eso lo hicieron Karine Niño y Roberto Thompson, del Partido Liberación Nacional (PLN); José María Villalta, del Frente Amplio; Zoila Volio, independiente; Erwen Masís, del PUSC, y la independiente Paola Vega. También habló Melvin Núñez, de Restauración, pero para criticar el plan sobre cannabis.

En esas discusiones se perdió una hora del eventual avance del plan sobre empleo público, más un receso de diez minutos otorgado por la presidenta legislativa, Silvia Hernández.

Al volver del receso, empezó de nuevo la discusión sobre otros temas que también frenaron el avance de la reforma.

Tras una intervención de la independiente Shirley Díaz sobre empleo público, el plenario se puso de acuerdo para que la sesión del miércoles se dedique, exclusivamente, a la elección de magistrados suplentes de Sala IV y no a discutir agenda ordinaria, con lo que se posterga el avance de empleo público.

Además, cuando Silvia Hernández anunció la convocatoria del Gobierno para incluir el plan sobre cannabis en la agenda del Congreso, nuevamente se generó una seguidilla de intervenciones de parte de la jefa del Partido Acción Ciudadana (PAC), Laura Guido, y luego nuevamente Karine Niño y Zoila Volio, para que finalmente se retomara la discusión de empleo público 20 minutos antes de que terminara la sesión.

Esos 20 minutos solamente permitieron una intervención de Pedro Muñoz.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.