Silvia Artavia. 26 marzo
Pilar Garrido (izquierda) observa su celular en la conferencia de prensa.
Pilar Garrido (izquierda) observa su celular en la conferencia de prensa.

Este jueves, en el minuto 34 de la habitual conferencia de prensa en el Ministerio de Salud, para referirse a la emergencia por el coronavirus, la encargada de prensa del Ministerio de Salud, Ilse Chango, hizo una pausa para decir:

“Doña Pilar (Garrido, ministra de Planificación), desea hacer una aclaración sobre lo dicho”.

(Video) Ministra lee mensaje del presidente en el que desmiente idea de gravar salarios de ¢500.000

Acto seguido, con la mirada dividida entre la pantalla de su teléfono celular y las cámaras de televisión, la jerarca expresó:

"Quisiera compartir un mensaje del señor Presidente, que me indica lo siguiente: 'El Gobierno de la República no presentará ningún proyecto que ponga impuestos a salarios de ¢500.000 o menores. El plan Proteger es para cuidar a las personas que perdieron el empleo o bajaron sus ingresos. Convocaremos lo que, de manera solidaria, justa y sostenible, dé alivio a la población”, dijo Garrido.

Tan solo unos minutos antes, la ministra Garrido había empleado parte de la conferencia para explicar los pormenores de la idea de cobrar un impuesto solidarios a los sueldos para financiar subsidios a los desempleados o afectados salarialmente por la crisis.

Tan solo hora y media antes —o menos— el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, anunció a la prensa que el gobierno pretendía cobrar el gravamen a los salarios superiores a los ¢500.000, en los sectores público y privado.

El impuesto empezaría en un 5% y alcanzaría hasta un 25%, conforme más alto fuese el salario.

En la conferencia, Garrido describió el plan como “una solución generada desde el ser costarricense, desde el principio más básico de justicia social, de distribución de la riqueza y de solidaridad”.

Incluso, añadió que tanto ella como Chaves se habían reunido, la mañana de este jueves, con los diputados para presentarles la iniciativa, la cual, recalcó, se visualizaba como “una medida de naturaleza temporal”, que se estaba “conversando y terminando de diseñar”.

Sin embargo, a la 1:36 p. m., en medio de la conferencia de prensa, el presidente Alvarado ya había publicado en su cuenta de Twitter el mismo mensaje que le pidió hacer público ante las cámaras a Garrido.

Y como si no hubiera quedado lo suficientemente claro el mensaje del mandatario, el ministro de Seguridad, Michael Soto, lo reiteró tres minutos después.

En el minuto 37 de la conferencia, luego de contestar una pregunta de un medio de comunicación, el jerarca dijo: “Quiero aprovechar, si me lo permiten, para hacer énfasis en lo dicho por el señor presidente: El gobierno no presentará ningún proyecto que ponga impuestos a los salarios de ¢500.000. No presentará. Entonces, sí, para reafirmar ese comunicado, por favor”.

En la mesa, Garrido le contestó algo al jerarca de Seguridad. Lo dijo tan bajo que el mensaje fue imperceptible al oído.

El intercambio cerró con un cruce de miradas entre ambos. De inmediato, la ministra volvió a refugiarse en su celular.