Aarón Sequeira, Sofía Chinchilla C..   17 diciembre, 2018
Welmer Ramos, del PAC (primero a la izquierda), junto a los diputados de Nueva República, encabezados por Jonathan Prendas (segundo a la izquierda). Fotografías: Graciela Solis

45 diputados acordaron este lunes tramitar por la vía rápida una reforma al Reglamento de la Asamblea Legislativa, a fin de reducir drásticamente el tiempo requerido para tramitar un proyecto de ley.

La idea, dijo Víctor Morales, jefe del PAC, es hacer efectivo un acuerdo tomado entre cinco partidos y el bloque de diputados independientes.

PLN, PAC, PUSC, PRN y PIN, así como el bloque independiente Nuevo República, coincidieron en la necesidad de acortar los tiempos disponibles para hablar sobre un proyecto y los plazos para presentar mociones.

Además, acordaron crear una nueva vía rápida para tramitar planes de ley.

Con esta vía rápida, el expediente 21.116, Reforma general del Reglamento de la Asamblea Legislativa, se tramitará en una comisión especial con un plazo de 30 días hábiles para dictaminar.

Ese foro estará integrado por siete legisladores: dos del PLN, uno del PAC, uno de Restauración Nacional, uno de la Unidad Social Cristiana, uno de las fracciones con menos de cuatro miembros y uno del grupo de independientes.

“Más bien nos ha cogido tarde, en lo personal tengo la aspiración de que el Directorio que asuma el 1.º de mayo tenga instalado ese instrumento para dirigir el Congreso", dijo el jefe del PAC.

"Tenemos que trabajar para sacar en los próximos cuatro meses las reformas al Reglamento necesarias para garantizar procedimientos más ágiles y el respeto al principio democrático de que, cuando hay mayorías a favor de un proyecto, se puedan aprobar”, agregó.

Hubo siete votos en contra, los cuales provinieron de Carlos Avendaño y Xiomara Rodríguez, de Restauración; Patricia Villegas y Wálter Muñoz, del PIN, Shirley Díaz, del PUSC; y José María Villalta, del Frente Amplio.

Las reglas de esta vía rápida

La vía rápida fija las reglas para el uso de la palabra en la comisión especial y en el plenario, donde cada diputado podrá hablar por diez minutos por el fondo y cinco minutos por moción.

También, limita los tiempos y la cantidad de mociones que se pueden conocer sobre este expediente. Asimismo, las mociones de fondo se discutirán de forma conjunta, cuando sean idénticas o razonablemente equivalentes, pero se voten individualmente.

La moción de vía rápida también prevé la aplicación de la guillotina cuando venza el plazo para dictaminar y aún haya mociones de fondo pendientes.

El plazo para que el dictamen o los dictámenes lleguen al plenario será de dos días. La comisión tendrá un horario especial: lunes martes y miércoles por las mañanas, de 9 a. m. a 12 p. m.

El plazo para que se presenten mociones de fondo al proyecto será de un día; las mociones rechazadas no se podrán reiterar, ni en comisión ni en plenario.

Cuando el proyecto llegue al plenario, este tendrá un plazo de 14 sesiones para discutir esas mociones de fondo; cumplido el plazo, se aplicará la guillotina, o sea, se votarán sin discusión.

Igualmente, el plenario sesionará extraordinariamente lunes, martes y miércoles, de 9 a. m. a 12:30 p. m., para discutir la reforma reglamentaria.

Por tratarse de una reforma al Reglamento de la Asamblea, solo requiere de una votación.

Aquí puede consultar la moción para esta vía rápida:

Ver más!
¿En qué consiste la reforma al Reglamento?

El objetivo principal del proyecto es evitar que se extiendan por tiempo indefinido las diversas etapas que debe atravesar un proyecto de ley antes de ser sometido a votación.

Para ello, la reforma le pondría plazo a los trámites, limitaría los espacios de discursos y cerraría los portillos que utilizan algunos diputados para postergar la toma de decisiones.

Estos son los cambios que los diputados quieren implementar en el Reglamento legislativo:

-Ampliar de 30 a 60 días el plazo para para que las comisiones dictaminen un proyecto, pero se prohibiría que estos foros soliciten prórrogas indefinidas. Con ese último ajuste, se evitaría que los proyectos pasen años en una comisión sin ser dictaminados. Para cada proyecto, el plazo se podría prorrogar solo una vez.

-Reducir a la mitad o a un tercio los minutos que los legisladores tienen para defender mociones, proyectos o para hablar sobre asuntos no regulados.

-Prohibir la lectura de documentos en el plenario, se permitiría solo la inclusión en el acta de la sesión.

-Enviar al archivo los proyectos que no sean dictaminados en comisión.

-Permitir que un diputado se abstenga de votar si tiene impedimento o beneficio por decisión que tomaría.

-Regular la figura del debate reglado para asuntos que no sean proyectos de ley, por acuerdo de 38 votos.

La reforma al reglamento legislativo también crearía una nueva figura de vía rápida para la discusión de proyectos de ley, con las siguientes características:

-No necesitaría de 38 votos para aprobarse, salvo cuando se trate de impuestos, convenios internacionales o venta de activos. Es decir, podría aprobarse incluso con 20 votos, si en el plenario hay 38 legisladores.

-Solo se podría aplicar a diez iniciativas proyectos de ley en cada legislatura (en el periodo comprendido desde el 1° de mayo de un año al 30 de abril del siguiente).

-Los proyectos de ley con trámite abreviado ocuparían el primer lugar de la agenda del plenario

-Se permitiría que la comisión en la que se estudia el proyecto sesione de forma extraordinaria tres días por semana, con un mes como plazo para dictaminar.

También quieren...

-Ampliar las potestades de la presidencia legislativa para fijar plazos de discusión sobre los informes de comisiones investigadoras.

-Declarar públicas las votaciones sobre acusaciones y suspensiones a funcionarios públicos, incluyendo las de los jerarcas de los supremos poderes de la República, las cuales actualmente son privadas.

-Prohibir la lectura de documentos en el plenario, se permitiría solo la inclusión en el acta de la sesión.

-Enviar al archivo los proyectos que no sean dictaminados en comisión.

-Permitir que un diputado se abstenga de votar si tiene impedimento o beneficio por decisión que tomaría.

-Regular la figura del debate reglado para asuntos que no sean proyectos de ley, por acuerdo de 38 votos.

Reclamo

José María Villalta alegó que no se le consultó previamente sobre esa moción. Dijo que, cuando él preguntó sobre el tema, la moción apenas tenía dos minutos de estar en el Sistema de Información Legislativa (SIL).

“Esta no es una forma transparente ni concuerda con los discursos de parlamento abierto, pese a que se trata prácticamente de un Reglamento legislativo nuevo”, alegó.