Sofía Chinchilla C.. 20 julio
Los exdiputados del Frente Amplio, Ronal Vargas, Ligia Fallas, Jorge Arguedas, José Ramírez y Patricia Mora (actual presidenta del Inamu), junto al secretario general del FA, Rodolfo Ulloa, en la celebración del aniversario de la Revolución sandinista Managua, en el 2014. ARCHIVO
Los exdiputados del Frente Amplio, Ronal Vargas, Ligia Fallas, Jorge Arguedas, José Ramírez y Patricia Mora (actual presidenta del Inamu), junto al secretario general del FA, Rodolfo Ulloa, en la celebración del aniversario de la Revolución sandinista Managua, en el 2014. ARCHIVO

Los diputados actuales se han puesto de acuerdo en tres ocasiones para condenar la represión del gobierno de Daniel Ortega contra los civiles, la cual lleva cerca de 300 personas asesinadas en Nicaragua. Por unanimidad, han acusado al presidente de Nicaragua de ser un dictador que violenta derechos y que destruye la democracia.

No obstante, este acuerdo absoluto sobre el tema es reciente. Hasta hace poco, el régimen orteguista encontraba, en la esfera política costarricense, diputados y dirigentes que lo escudaban mientras otros alzaban la voz para censurarlo.

Legisladores de cuatro partidos incluso viajaron a Nicaragua para participar de celebraciones organizadas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), o para atender invitaciones de la Asamblea Nacional de ese país, también controlada por el FSLN.

Lo hicieron a pesar de que Costa Rica había sufrido la invasión de Ortega a territorio costarricense.

Fiestas de aniversario con el gobierno de Ortega

Durante el periodo 2014-2018, catorce diputados viajaron en tres ocasiones a Nicaragua.

La primera vez fue en 2014. Dos meses y medio después de haber asumido las curules, cinco legisladores del Frente Amplio aceptaron una invitación del FSLN, con gastos incluidos, para asistir a la celebración de la revolución sandinista del 19 de julio.

Asistieron Ligia Fallas, José Ramírez, Ronal Vargas, Jorge Arguedas y Patricia Mora, quien actualmente es Ministra de Condición de la Mujer. También, viajó el entonces secretario general del FA, Rodolfo Ulloa.

Los legisladores alegaron que hicieron la visita para colaborar con "la actitud de diálogo” que, según ellos, promovía el entonces presidente Luis Guillermo Solís.

Al año siguiente, Patricia Mora regresó a participar de la celebración. “He venido a celebrar un aniversario más de una gesta que le dio un giro a la historia nicaragüense, una gesta en la que participamos los costarricenses de lleno, quizás no había un solo costarricense que no quisiera que Somoza se fuera después de una larga y vergonzosa dictadura”, dijo en esa ocasión a un medio nicaragüense.

Pese a ello, el Frente Amplio negó que su participación en las fiestas representara un respaldo al gobierno de Ortega.

Un año después, el partido solo envió a un representante de bajo perfil, y los diputados declinaron la invitación.

Oposición a censura contra Ortega

El 3 de agosto del 2016, la Asamblea Legislativa costarricense emitió una moción para censurar a Ortega, luego de que el Consejo Superior Electoral (CSE) nicaragüense sacara de la contienda electoral a una coalición de partidos opositores y de que el CSE y la Asamblea Nacional destituyeran a 28 diputados que no eran afines al FSLN.

Ortega le cerró las puertas a la observación nacional e internacional. Su reelección por seis años más estaba asegurada.

La moción de censura decía que el Congreso costarricense “no puede guardar silencio ante los abusos de Daniel Ortega en contra de la democracia y el pueblo nicaragüense”.

28 legisladores aprobaron el pronunciamiento, pero 15 votaron en contra.

Se opusieron ocho diputados del Frente Amplio y siete del Partido Acción Ciudadana (PAC).

En el FA, la rechazaron José Ramírez, Edgardo Araya, Ligia Fallas, Carlos Hernández, Gerardo Vargas Varela, Suray Carrillo, Patricia Mora y Francisco Camacho.

En el PAC, votaron en contra Laura Garro, Ottón Solís, Javier Cambronero, Emilia Molina, Marco Vinicio Redondo, Marcela Guerrero y Marvin Atencio.

Al día siguiente, el 4 de agosto, se sometió a votación otra moción promovida por el PLN. Votaron a favor 29 legisladores. En contra, se pronunciaron ocho legisladores del FA y Marco Vinicio Redondo, del PAC.

Diputados del Libertario, PLN, PAC, FA y PUSC de gira por Managua
Los parlamentaios de Costa Rica, durante su visita en el mercado de artesanias de Masaya. LA PRENSA/ NOEL AMILCAR GALLEGOS
Los parlamentaios de Costa Rica, durante su visita en el mercado de artesanias de Masaya. LA PRENSA/ NOEL AMILCAR GALLEGOS

También en el 2016, el entonces diputado libertario, José Alberto Alfaro, organizó un viaje a Nicaragua, al que la prensa de ese país tildó de “turismo parlamentario”. Lo hizo cuando ostentaba el cargo de vicepresidente de la Asamblea Legislativa.

Además de él, fueron Laura Garro, Marvin Atencio y Javier Cambronero, de PAC; Aracelli Segura, Danny Hailyng Michael Arce y Olivier Ibo Jiménez Rojas, de Liberación Nacional (PLN); José Ramírez, del FA; y la independiente Carmen Quesada.

Al hacerlo, desoyeron las peticiones que les hicieron otros legisladores y el Gobierno de Solís para que desistieran de hacer el viaje.

Antonio Álvarez, entonces presidente del Congreso, dijo que el viaje era “totalmente inconveniente”. Maureen Clarke, desde su posición de jefa de fracción del PLN, intentó disuadir a sus diputados, sin éxito.

Tampoco hicieron caso al presidente Luis Guillermo Solís, ni al canciller Manuel González.

“No es propicio, mucho menos cuando las relaciones bilaterales no son totalmente fluidas y todavía hay un juicio pendiente por la delimitación marítima”, argumentó el canciller.

Después del viaje, González dijo que la prensa nicaragüense hizo mofa del paseo de los diputados, y que las declaraciones que dieron fueron nocivas para Costa Rica.

Declaración pro Maduro firmada en Managua

Al año siguiente, en julio del 2017, los frenteamplistas Ligia Fallas y José Ramírez firmaron, en Managua, un pronunciamiento de partidos políticos que apoyaban la creación de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela, por parte de Nicolás Maduro.

El apoyo a la declaración lo consignaron durante un viaje a un encuentro, auspiciado por Ortega, para el Foro de São Paulo, el cual reúne a agrupaciones de izquierda de América Latina e incluso de España.

Frente Amplio fue a ‘observar’ elecciones sin oposición

El FA también envió a su secretario general, Rodolfo Ulloa, a “observar” las elecciones que se efectuaron en 2016, en las que Nicolás Maduro fue reelecto por tercera ocasión.

El político acudió –sin compañía de diputados– invitado por el Consejo Electoral de Nicaragua, mismo órgano que sacó de la elección a la coalición de partidos de oposición más fuerte y que destituyó a los diputados críticos del gobierno.

Al cabo de la jornada electoral, Ulloa manifestó que fueron unos comicios “normales” y sin contratiempos.