Yeryis Salas. 6 julio
La Uccaep envió en total 13 propuestas para la sostenibilidad de la CCSS. Foto: Graciela Solís.
La Uccaep envió en total 13 propuestas para la sostenibilidad de la CCSS. Foto: Graciela Solís.

Las cámaras empresariales sugirieron a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tercerizar sus servicios y crear una estructura de salario único, con el fin de ahorrar recursos en medio de la pandemia del covid-19.

Estas fueron dos de las 13 recomendaciones enviadas a la CCSS, el 22 de junio, por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

Álvaro Sáenz, presidente de la Uccaep, afirmó que “la tercerización de servicios no es privatización y debemos alejarnos de ese fantasma ideológico”.

El líder de Uccaep agregó que “el ahorro de los recursos de todos los costarricenses es un imperativo moral, y la prueba de esto es el engaño que sufrimos todos cuando muchos Ebáis pasaron recientemente a administración directa de la Caja, supuestamente con el mismo costo, pero las cifras reales de incremento son alarmantes”.

Sáenz hizo referencia a los 37 Ebáis del este de San José, cuya administración fue trasladada de la Universidad de Iberoamérica (Unibe) a la CCSS, en febrero pasado.

Este cambio, según un oficio del 2017 de la Auditoría Interna de la CCSS, le costaría a la institución ¢4.227 millones más en el primer año, cifra que aumentaría en los años siguientes.

Según ese análisis, el costo de mantener los Ebáis bajo el mando de Unibe sería de ¢8.526 millones en el primer año, mientras que la gestión de la Caja costaría ¢12.759 millones.

La Uccaep también señaló que “es importante que la Junta Directiva evalúe y proponga una estructura de salario único en la Institución”.

Asimismo, los empresarios instaron a la entidad a evaluar fuentes de ahorro, según los criterios de la Auditoría Interna.

Recomendaron que las contrataciones de personal médico debido a la pandemia no sean permanentes.

En cuanto a la deuda que la Caja le cobra al Gobierno, de ¢1,67 billones para el 2019, la Uccaep propone crear un cronograma de pagos.

Otra sugerencia de la Uccaep consiste en aprobar el reglamento de investigación biomédica. La no aprobación de esta norma, según la CCSS y laboratorios farmacéuticos, impide al país participar en ensayos clínicos de curas y tratamientos contra el covid-19.

Este documento ya está en su fase de borrador final; sin embargo, la emergencia sanitaria ha obligado a la Junta Directiva a aplazar su visto bueno.

De la misma manera, los empresarios propusieron: ampliar la base de asegurados, reformar el reglamento de trabajador independiente, modernizar sistemas tecnológicos, la sincronización de compras por parte de los hospitales, continuar la construcción de hospitales, aprovechar la plataforma EDUS en la lucha contra la pandemia, y evaluar continuamente el modelo de atención de la salud.

Una de las medidas analizadas por el CCSS y el Gobierno, para facilitar el empleo durante la crisis, consiste en reducir cargas sociales.

Estos planes los discute una comisión de alto nivel, liderada por el presidente de la República, Carlos Alvarado, y el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya.

También, participan miembros de la Junta Directiva de la CCSS, los ministros de Hacienda, Elián Villegas; de Trabajo, Geaninna Dinarte, y de Planificación, Pilar Garrido; además de los jerarcas del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Juan Luis Bermúdez, y del Banco Central, Rodrigo Cubero.

La Uccaep, a pesar de tener tres representantes en la Junta Directiva de la Caja, desconocía de la existencia de estas reuniones.

Al respecto, Álvaro Sáenz afirmó que su gremio debía formar parte de las discusiones.

En declaraciones publicadas por La Nación este domingo, Sáenz dijo que “si nos invitan a participar, ahí estaremos, pero también es importante tener claro cuáles son los objetivos”.